Definición de Hosting

El concepto de hosting web hace referencia a un servicio donde un proveedor alquila al cliente un servidor conectado a internet, en donde se alojan diferentes clases de ficheros para que pueda acceder a través de ellos mediante internet.

El hosting o almacenamiento web sería un procedimiento muy parecido a copiar estos ficheros en una carpeta local de tu ordenador, con la diferencia de que esa carpeta se localizaría en el servidor del proveedor y su contenido sería visible si así lo permites.

¿En qué consiste el alojamiento web?

Para que tu portal web siempre esté disponible es preciso que tengas un hosting web donde almacenarlo. Con un ordenador y una conexión a Internet no sería suficiente para que tu página esté al alcance de todo el mundo.

Adquirir tu propio servidor y una conexión potente a la red no resulta lo más conveniente, sobre todo por el alto precio que tendría. De ahí, que lo más aconsejable sería el alquiler del servicio de hosting.

Además de los servicios esenciales de alojamiento de ficheros, el almacenamiento web también incluye otros servicios de gran valor añadido. A continuación, te damos más detalles de para qué sirve el hosting:

  • Un servidor de correo electrónico que facilitará que tengas cuentas de email con tu nombre de dominio.
  • Alojamiento de aplicaciones web en PHP y bases de datos para crear páginas generalistas, foros, tiendas online o blogs.


  • Crear almacenamiento en la nube con tu servicio de hosting propio.
  • Acceso vía FTP para guardar y descargar ficheros.

Tipos de hosting

En función del tipo de sitio web que tengas puede precisar de un servicio u otro de hosting.

  • Hosting compartido: se facilita espacio en un servidor en el que compartes recursos con otros usuarios. En función del plan elegido, es posible disponer de distintos sitios web alojados en un mismo hosting.
  • Servicio virtual VPS: es un servidor físico estructurado en distintas máquinas virtuales independientes entre sí. Al tratarse de un hardware compartido, el coste del servicio virtual también resultará más económico en comparación al de un servidor físico. Este no se comparte con nadie y proporciona más flexibilidad y potencia que uno normal compartido.
  • Servidor dedicado: se trata de una máquina física con uso exclusivo para un solo cliente.
  • Hosting business: combina una mayor potencia con la sencilla del uso. Dispones de ancho de banda, CPU y memoria RAM dedicados, es decir, lo necesario para las páginas web con mucho tráfico.

¿Cuál es el hosting más adecuado para un e-commerce?