Definición de Fixing

El fixing es un sistema económico que puede tener dos significados. El primero de ellos está relacionado con los mercados bursátiles. Es un sistema de contratación bursátil para valores de poca liquidez. Pero también puede tratarse de un sistema de cambio de una moneda en relación con las demás. El fixing oficial se publica por los bancos centrales, y es utilizado como referencia en las operaciones que se realizan en el mercado de divisas.

Características del fixing

Es importante conocer las características de cada sistema, ya que en el sector económico esta operación se utiliza con frecuencia. A continuación explicaremos los dos métodos del fixing para que quede todo más claro.



  • Primero, hemos dicho que este sistema se utiliza como método de contratación bursátil. Esto supone la negociación de valores de menor liquidez. Todo ello se hace a precios únicos y en dos subastas diarias (de apertura y de cierre). Durante este periodo y en tiempo real, se calcula un precio que sea equilibrado entre la oferta y la demanda. Cuando este tiempo se finaliza, se toma una decisión. Se fija un precio y las negociaciones de los valores se realizan. Pero no se hacen hasta que se finaliza las dos subastas y se obtiene el precio más alto, ya que ese es el objetivo. En resumen, el fixing se utiliza para fijar el valor de una acción según la oferta y la demanda.
  • En segundo lugar, hemos dicho que este mecanismo se utilizaba en el mercado de divisas. Es el sistema que determina el precio de cada moneda, y se trata de un procedimiento diario que hacen la mayoría de los bancos encargados del control de las diferentes divisas. El precio obtenido marcará todas las pautas para las operaciones internacionales.

Entonces, dependiendo de la acción que queramos realizar, elegiremos un fixing u otro.