Definición de AIDA

AIDA es el acrónimo de los términos en ingles atención,(attention), interés (interest), deseo (desire) y acción (action). El acrónimo AIDA se utiliza para definir la secuencia de efectos que debe producir un reclamo publicitario en el espectador. Para que este de el paso y se convierta en un usuario o cliente. El modelo AIDA representa por lo tanto los efectos que provoca la publicidad efectiva en los espectadores.

Este modelo de se ha venido utilizado en multitud de estrategias de marketing. Fue creado por uno de los grandes defensores de la publicidad en América, Elias St. Elmo Lewis en el año 1986. Pese a su antigüedad el modelo AIDA se sigue utilizando hoy en día. Especialmente para definir estrategias de marketing digital en Internet.

Características de AIDA

El modelo AIDA sirve para analizar la efectividad de determinados reclamos publicitarios. Además el análisis de espectadores o usuarios que caen en cada fase de AIDA servirá a las empresas para desarrollar mejores estrategias de marketing en el futuro. En el modelo AIDA estas son las fases por las que pasa un espectador ante una publicidad efectiva, antes de pasar a la acción y realizar una compra.


  • Atención: el primer paso para que una publicidad sea efectiva es captar la atención del espectador. Este es el efecto más fácil de conseguir.
  • Interés: una vez que se ha captado la atención del espectador se debe despertar en el  un interés en saber más sobre el producto o servicio.
  • Deseo: el deseo de poseer el objeto o servicio publicitado es el siguiente estado que la publicidad efectiva debe crear en el espectador de acuerdo al modelo AIDA.
  • Acción: debe existir algún tipo de reclamo que le anime a dar el paso y realizar la acción deseada. En la mayoría de casos la acción deseada es la compra.