Definición de Activo neto

Raquel Varela

El activo neto es uno de los términos económicos que necesita tener en cuenta cualquier empresa, pues el activo neto sirve para determinar el valor de una sociedad. Esto se debe a que el activo neto consiste en el capital disponible en una empresa cuando a los activos totales se le restan las deudas que ocasionan dichos activos. La diferencia obtenida como resultado es lo que se conoce como activo neto.

Elementos del activo neto

Para poder obtener el activo neto hay 2 datos fundamentales que hay que saber sobre la empresa, ya que es la diferencia entre ambos lo que da como resultado los datos del activo neto:

  • Activos: agrupa los recursos adquiridos por la empresa con el objetivo de obtener una serie de beneficios. Estos pueden abarcar desde el capital social, las reservas y los fondos propios hasta los bienes o servicios necesarios para llevar a cabo la actividad económica, como materiales, maquinaria, dispositivos electrónicos...
  • Deudas: para poder pagar el activo y financiar la actividad económica, las empresas deben asumir una serie de deudas y obligaciones denominadas pasivos en contabilidad. Cualquier persona física o jurídica debe pagar las deudas generadas por sus activos, ya sean de proveedores, bancos o la Administración Pública.

Pero el activo neto obtenido como resultado de restar los dos elementos anteriores (Activos - Pasivos) no sólo refleja el valor de una empresa, sino que también es la fuente de los dividendos repartidos entre los accionistas.


Cómo calcular el activo neto

El cálculo del activo neto es fácil si contamos con todos los datos necesarios para llevarlo a cabo. Por eso, antes de calcular cuál es el activo neto de una empresa, debemos asegurarnos de que contamos con los datos de todos los activos y los pasivos que intervienen en la actividad económica.

  • Paso 1: sumar todos los activos, los cuales pueden incluir dinero en efectivo, bienes inmuebles, el valor de las acciones, pólizas de seguros, propiedades personales...
  • Paso 2: sumar todas las deudas, las cuáles pueden incluir préstamos, hipotecas, tarjetas de crédito, cuentas pendientes de pago a proveedores, impuestos o tasas pendientes de pagar a la administración pública...
  • Paso 3: restar la suma de deudas o pasivo a la suma de activos.
  • Resultados: si el resultado es positivo significa que contamos con más y mejores activos que pasivos. En cambio, si el resultado es negativo querrá decir que tenemos un problema de deudas y pasivos, pues son mayores que los activos.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No