Préstamos sin intereses

Uno de los factores más importantes a la hora de solicitar préstamos son los intereses que conlleva su devolución posteriormente. Los productos financieros que permiten la financiación de las economías de las personas o las empresas, tienen un coste que les permite obtener un beneficio a las entidades financieras. Sin embargo, es muy fácil encontrar por la red o en anuncios publicitarios, productos que ofertan préstamos y líneas de créditos sin intereses. Esto puede parecer una ganga, pero hace que muchas personas desconfíen sobre estos productos. Por ello, queremos saber si es posible conseguir préstamos sin intereses de verdad.

¿Puedo obtener un préstamo sin intereses?

Sí, pero no esto no significa que tu préstamo no vaya tener ningún coste.

La financiación siempre tiene un precio y no podemos llegar a pensar que conseguiremos un préstamo de forma gratuita. Solo tenemos que pensar que los préstamos son productos que ofertan las entidades financieras para ganar dinero, y no es viable que ninguna empresa no consiga beneficios con la venta de sus productos. Por esta razón, debemos saber que aunque es posible conseguir préstamos sin intereses, es impensable que no vaya a tener otros costes su contratación.

Entonces, ¿por qué muchos bancos ofrecen préstamos sin intereses? Resulta que los bancos, a modo de reclamo publicitario, pueden llegar a ofertar préstamos sin intereses debido a que hacen referencia a la Tasa de Interés Nominal (TIN) de un producto que es del 0%. Sin embargo, oculta la Tasa Anual Equivalente (TAE), que es lo de, finalmente, va a determinar cuál es el coste total del préstamo.

Comparativa entre préstamos con intereses y préstamos sin intereses

TIN es lo que determina el porcentaje de intereses de los préstamos. Es decir, que si una persona solicita un préstamos de 10.000€ con una TIN del 3%, deberá devolver 10.300€. Pero debemos tener en cuenta, que los préstamos tienes otros costes, además de los intereses, como las comisiones  de apertura, de cierre o de comisión, entre otros. Por esta razón, será muy complicado que un préstamo no posea intereses aunque la TIN sea del 0%, por lo que debemos tener muy en cuenta los productos que elegimos.


Estos "intereses 0" que realizan las entidades financieras son muy peligrosos, ya que pueden acabar siendo más caros que otros préstamos que sí poseen un % de interés definido. Pongamos un ejemplo para verlo claramente. Dos ejemplos de préstamos de 3.000€ para devolver en un plazo de 10 meses:

  • Por un lado, tenemos el Banco 1 que ofrece un préstamo sin intereses, con una Tasa de Interés Nominal del 0% y una comisión de apertura del 5,75%. Esto provocaría que su Tasa Anual Equivalente se situara en el 13'91%. De esta forma, al final del plazo deberíamos devolvero 3.172,5€.
  • Por otro lado, el Banco 2, el cual nos ofrece un préstamo con un interés del 5% y una comisión de apertura del 0,95%. Así, la TAE tan solo alcanzaría el 7,34% y deberíamos devolver 3.097,7€.

Esto demuestra que, aunque es posible conseguir un préstamos sin intereses, debemos saber qué es lo que estamos contratando y calcular cuáles son los costes financieros de nuestro préstamo. En caso de no poseer conocimientos financieros, es necesario consultar con un experto que nos pueda aconsejar sobre qué es lo mejor para nosotros.