Victoria Becerra

En los meses de invierno, calentar la casa supone uno de los principales gastos de los hogares en España. Cuando llega la factura del gas con una cantidad elevada es muy común querer entender qué nos están cobrando y cuál ha sido nuestro consumo real.

A continuación podrás encontrar las principales partes que conforman la factura del gas y qué debes tener claro en cada una de ellas.

Entender_la_factura_del_gas

Partes que componen la factura del gas

Datos del cliente

Al igual que ocurre con el resto de  las facturas domésticas, en el primer apartado de la factura de gas se recogen todos los datos contractuales, es decir. El nombre de la persona o entidad que ha dado de alta el servicio y abona el importe de la factura, dirección y datos bancarios.

Además también deben quedar claros los datos de la empresa con la que tienes contratado el suministro de gas.

Datos de la factura

Algunas compañías, como Iberdrola/Gas natual añaden un pequeño resumen  para que el usuario se haga una idea del importe final que tiene que pagar. Esta parte es la que la mayoría de consumidores consultan.
Los datos que aparecen son:

  • Periodo de facturación
  • Número de factura
  • Fecha de emisión de la factura
  • Fecha de cargo, es decir, cuando será cargada a la cuenta bancaria.


  • También debe aparecer si se trata de una factura con lectura real o estimada

El consumo de gas

En esta parte de la factura del gas se detalla el consumo de gas durante el periodo de facturación, medido en kWh (kilovatios hora).

Una de las cosas que más llama la atención de la factura del gas es que aunque se factura por kWh, la lectura del contador se hace en metros cúbicos consumidos. Posteriormente se hace una conversión según el factor que se indica en la propia factura.

El factor representa la energía real que proporciona un metro cúbico de gas, por lo que se está facturando realmente es la energía calorífica del gas y no la cantidad consumida. El Factor de Corrección y el Poder Calorífico Superior tienen unos valores establecidos por la propia compañía y el gobierno y se publican en el BOE.

Término fijo y alquiler del contador

Al igual que ocurre la factura de la luz, los usuarios por el mero hecho de tener derecho a una disponibilidad a una cantidad determinada de gas tenemos que pagar una cantidad fija que no depende del consumo realizado. Además, existe una cantidad variable que sí depende del consumo.

Con respecto al contador, en caso de que el contador no sea propiedad del usuario sino de la compañía suministradora, se debe pagar una cantidad en concepto de alquiler del mismo.

Los impuestos en la factura del gas

A diferencia de lo que ocurre en otras facturas, que incluyen numerosos impuestos, en la del gas el principal es el IVA y es en gran parte el responsable del alto coste que pagamos por este suministro.

  • IVA: En la actualidad se paga el 21% de IVA en la factura del gas y se aplica sobre la suma de los siguientes conceptos: término fijo mensual, consumo facturado y alquiler de equipos a media.

Gráfico de consumo

Casi todas las facturas del gas muestran de forma gráfica la evolución del consumo mensual a lo largo del último año.  Es una forma muy útil de entender qué perfil tenemos como consumidor.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No