David Méndez
Estabilizador de la economía

Se tiende a pensar siempre que las acciones llevadas a cabo por un Gobierno en sus políticas fiscales discrecionales son la única causa de los cambios que se producen en el saldo de ingresos y gastos que se originan en un país. Pero esto no es así, existen otras causas que hacen cambiar este sentido y son los estabilizadores automáticos.

¿Qué son los estabilizadores automáticos?

Los estabilizadores automáticos son las partidas de los presupuestos públicos que de manera automática se ven modificadas a causa de los cambios en el nivel de actividad.

Dependiendo de si se trata de la partida de ingresos o gastos encontraremos unos estabilizadores u otros. Los principales estabilizadores de los ingresos pueden ser los impuestos de los beneficios de las empresas, la renta de los trabajadores o el consumo de bienes y servicios. Por otra parte, uno de los principales estabilizadores de los gastos son las prestaciones que se dan a los desempleados en momentos de paro.

Otro punto a tener en cuenta es el momento o la fase en el que se encuentre la economía. Dependiendo de si se encuentra en recesión (o también llamado estancamiento) o expansión, los estabilizadores automáticos actuarán de una forma u otra.



  • Para fases de recesión, se disminuyen los ingresos fiscales, así como el desempleo y por consiguiente el gasto público que se genera (al ceder más subsidios). Por consiguiente, el saldo presupuesario se ve afectado; el superávit será menor o, lo que es lo mismo, déficit.
  • Para fases de expansión, los estabilizadores, en este caso, generan mayores ingresos públicos y reducen el gasto, provocando que el saldo presupuestario salga favorable o en mejores condiciones (hay un mayor superávit público).

Cuando se produce alguna de estas acciones, podemos indicar que se ha modificado el saldo presupuestario a favor o en contra de la economía del país. En cualquier de los dos casos, podemos hablar de efecto estabilizador al efecto producido por lo estabilizadores automáticos que, como hemos indicado, no vienen a mano de las propias políticas fiscales discrecionales impuestas por los Gobiernos.

¿Para qué sirven los estabilizadores automáticos?

Los estabilizadores automáticos es algo que no se puede controlar. Obviamente, si fuera así sería no se llamarían "automáticos". Es un efecto que es producido de forma automática y que no depende del control humano para ello.

Lo que sí podemos controlar nosotros como personas son las políticas que se aplican en el país, pues dependiendo de la que se aplique el efecto del estabilizador será uno u otro. En cualquier de los dos casos (favorable o desfavorable), el efecto estabilizador tratará de favorecer o desfavorecer en la medida de lo posible el objetivo marcado por los Gobiernos a través de las medidas o de las herramientas que se han tomado para su actuación. Dicho de otro modo: los impuestos que se gravan de los beneficios empresariales (estabilizador de ingresos) o las prestaciones por desempleo (estabilizador de gastos) serán los estabilizadores que afecten a la economía y que irá conjuntamente a la medida que el Gobierno inicialmente haya marcado, independientemente de que ese haya sido su objetivo o no.

Por lo que, respondiendo a la pregunta, podríamos indicar que los estabilizadores sirven para estabilizar la economía de forma automática debido a las medidas que se han querido tomar conforme a unos objetivos previamente establecidos.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No