Eliminar cláusula suelo

Para poder eliminar la cláusula suelo se debe seguir los siguientes consejos.  Puede ser un proceso que se demore en el tiempo de forma prolongada  pero cada vez hay más resultados positivos para el consumidor.  Escribir una buena carta de reclamación para la cláusula suelo es la clave para que se haga efectiva su solicitud.

Pasos para quitar la tu cláusula suelo de la hipoteca

Si quieres acabar con la cláusula suelo de tu hipoteca te recomendamos que sigas estas recomendaciones para hacerlo correctamente. Antes que nada es mejor intentar solucionar el problema llegando a un acuerdo con el banco. En caso de no conseguirlo ya debemos pasar a otras opciones que nos ayuden a

  • Lo primero que se debe hacer es intentar resolver la situación con la oficina  bancaria. Si no se llega a un acuerdo, entonces es el momento de presentar una carta de reclamación a Servicio de atención al Cliente.
  • Algunas entidades privadas suelen quitar de forma directa la cláusula suelo pero se debe reclamar a los que no lo hagan.
  • No es conveniente negociar con el banco la modificación del contrato para eliminar la cláusula suelo pues esto se considera un acuerdo entre las dos partes.
  • La carta de reclamación para eliminar la cláusula suelo debe adjuntar algún documento que acredite que hubo una falta de transparencia.
  • Se debe prestar atención a si se firmó el apartado de oferta vinculante. Si no se firmó, el banco ha incumplido la ley y la reclamación, probablemente, tenga respuesta pronto.
  • El Servicio de Atención al Cliente puede tardar meses en contestar.
  • Si el Servicio de Atención al Cliente no anula la cláusula, se debe reclamar por la vía judicial.


  • Si se siente desorientado, puede contactar con alguna asociación de afectados por la cláusula. Ellos podrán servirle de ayuda.

¿Mi hipoteca tiene cláusula suelo?

Si no ha podido disfrutar de la bajada del Euribor, su hipoteca tiene cláusula suelo. Pero para saber que tienes una cláusula suelo debes realizar los siguientes pasos:

  1. Coja el recibo del banco.
  2. Mire que el tipo de interés aplicado no supere el Euribor (0.543%) más el diferencial que aparece en tu contrato hipotecario.
  3. El recibo antes de la sentencia debe ser superior a la de después de la sentencia y el  recibo posterior a la sentencia debe tener un cobro menor.
  4. Si  se paga la misma cantidad en ambas, hay cláusula suelo.

Si ya sabes que tu hipoteca tiene cláusula suelo de forma definitiva y el banco no accede a eliminarla de forma amistosa no queda otra que actuar por otras opciones. Para ello, te recomendamos que descubres toda la información acerca de cómo reclamar la cláusula suelo y todos los aspectos que debes tener en cuenta para conseguir que te devuelvan el dinero.