David Mendez Ruiz
Hipotecas de primeras y segundas viviendas: principaçes diferencias

Bien, porque la utilices como vivienda vacacional o como vivienda para crear rentas, debes saber que existen dos tipos de inmuebles: primeras viviendas y segundas viviendas, respectivamente. Un inmueble y otro no tienen por qué tener una misma hipoteca y, de hecho, no suelen compartir mismas condiciones. ¿Te gustaría saber qué diferencian las hipotecas de primeras viviendas de las hipotecas de segundas viviendas? Entonces estás en el lugar adecuado: te damos toda la información y detalles que deberías conocer.

Qué son las hipotecas de primera vivienda

En primer lugar, debemos saber que las hipotecas de primera vivienda son aquellas que se otorgan a los clientes cuyo objetivo principal es el de poder tener dinero líquido para financiar y obtener una vivienda habitual en la que reside de forma continuada. Gracias a esto, la entidad financiera o entidad bancaria recibirá unos intereses por el préstamo del dinero, además del importe prestado al cliente.

Se entiende por vivienda habitual, según la Agencia Tributaria, las que tienen estos requisitos:

  • Vives en dicha vivienda durante al menos tres años.
  • Vives en dicha vivienda de manera efectiva durante doce meses desde su compra.
  • En caso de que haya sufrido una obra la vivienda, vives en ella doce meses desde el final de la obra.

Qué son las hipotecas de segunda vivienda

Por otro lado, tenemos las segundas viviendas. En este caso, las hipotecas de segundas viviendas son préstamos otorgados a usuarios que quieran tener una segunda vivienda cuando ya tienen una primera. Esta segunda vivienda suele ser vacacional y/o suele ser arrendada para obtener rentas.

En este sentido, podemos encontrar dos tipos de segundas viviendas:


  1. Viviendas vacacionales. Como hemos indicado, este tipo de viviendas las suele usar el propietario para ir en verano, invierno o épocas festivas.
  2. Viviendas para arrendar. El objetivo de tener esta vivienda es poder alquilarla y así obtener beneficio de cara al futuro. Por lo tanto, se puede indicar que una segunda vivienda arrendada se trata de una inversión.

Sea cual sea el tipo de vivienda, las hipotecas de segunda vivienda son otorgadas a aquellos usuarios que desean acceder a este tipo de inmuebles siempre y cuando puedan asumir sus costes.

¿Qué diferencias hay entre hipotecas de primera vivienda e hipotecas de segunda vivienda?

Entre las diferencias más destacables que encontramos entre hipotecas de primera y segunda vivienda encontramos:

  1. El tipo de interés. Los tipos de interés de las segundas viviendas pueden llegar a ser más alto que el interés de las primeras viviendas debido a que el riesgo asumido es mayor.
  2. El riesgo asumido. Va en consecuencia de lo que el banco quiera asumir, dando prioridad siempre a las viviendas de primera instancia. Esto quiere decir que si una persona presenta impagos o retardos en los pagos de la hipoteca, el banco dará prioridad a la hipoteca de primera vivienda. Por lo tanto, el riesgo asumido es mayor para segundas viviendas.
  3. Financiación. Es un hecho que si vas a adquirir tu primera vivienda vas a tener más financiación que la que podrás adquirir para viviendas de segunda propiedad. Para el caso de las primeras es de hasta un 80%, siendo de un 50% para las segundas.
  4. Ahorros necesarios. En este caso, necesitarás ahorrar mucho más para las viviendas de segunda propiedad que para las primeras, ya que el banco estará dispuesto a ayudarte con más cantidad de dinero.
  5. Plazos. Los plazos de amortización que se dan en viviendas de primera instancia suelen ser más grandes que los que se dan en las segundas viviendas. Esto se debe, nuevamente, al riesgo asumido y a la financiación acordada.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No