David Méndez
Duración concurso acreedores

Una de las grandes preguntas que los empresarios se suelen hacer cuando se presenta una solicitud para un concurso de acreedores es el tiempo o la duración del mismo. El proceso puede ser tedioso e impertinente, sobre todo para aquellos que esperan cobrar algo a raíz de este. Por esta razón, vamos a despejarte la duda sobre cuánto puede ser este tiempo, para que te hagas una idea de cuánto pueden durar las cosas.

La duración varía

Lo cierto es que, a parte de lo que puedan indicarnos en diferentes medios, la duración del concurso de acreedores varía. Varía en función del tipo de concurso presentado, pudiéndose tener una duración entre los dos meses y los cinco años (de media, pues suele durar más).

Por ello, el primer punto que hay que tener en cuenta para saber la duración del concurso de acreedores es el tipo de concurso presentado (puede ser voluntario o necesario). En segundo lugar, otro de los aspectos que hacen variar la duración del tiempo de espera de los acreedores es la carga de trabajo que el Juzgado Mercantil tiene que tramitar.

En relación a este punto, cabe resaltar que no es lo mismo que se presente concurso de acreedores en una empresa que afecta al ámbito local a que lo haga una de ámbito comunitario. En este sentido, la duración puede ser mayor o menor dependiendo del número de afectados, de las cantidades adeudadas y de otros muchos factores.

¿Qué tipos de concursos de acreedores hay?

Como hemos dicho, uno de los puntos que afecta a la duración del concurso de acreedores es el tipo de concurso del que se trate. Existen dos: concurso de acreedores voluntario o necesario.

Concurso de acreedores voluntario

Dentro de este tipo de concurso, existen otros dos. Uno de ellos que hace referencia a cuando la solicitud se presenta para poder dar continuidad a la empresa. Para que esto pueda suceder, lo más habitual es que se alcance firmando un convenio entre acreedores y empresa, estableciendo nuevos plazos para poder dar más tiempo y ventaja a la empresa para recuperar parte del dinero que debe a sus acreedores.

En segundo lugar, el concurso de acreedores también puede llevarse a cabo para cerrar la empresa definitivamente. Los socios liquidarán sus bienes y activos empresariales para poder saldar y convertir en líquido el mayor dinero posible, y así poder saldar las deudas que tienen contraídas.


Concurso de acreedores necesario

Esta instancia es llevada a cabo por los propios acreedores de la empresa, pues ven riesgo en las decisiones que toma la empresa. Ven que no van a ser capaces de recuperar el dinero, bienes o servicios prestados y deciden tomar cartas en el asunto ejecutando un concurso.

¿Cuál es la duración en tiempo?

Ahora, hablando de tiempos, dependiendo de la fase en que nos encontremos, la duración del concurso puede ser más o menos larga.

FASE 1: Auto de declaración de Concurso e intervención del Administrador concursal.

Esta fase puede durar entre 3 y 4 meses. Dependerá, también, del plazo de reposición y de consultas que se efectúe a continuación de dicha fase.

FASE 2: Propuesta de convenio, liquidación y finalización del proceso

El Administrador concursal, mediante la Junta de acreedores aprobará el Convenio en el plazo máximo de 3 meses. No obstante, el 50% del pasivo ordinario deberá de estar de acuerdo a lo que dictamine el Convenio, pudiéndose aumentar dichos plazos. Tras la nueva evaluación, se determinará una nueva fecha para quejas.

En el caso que no haya impugnaciones, el plazo no deberá ser superior entre 8 y 10 meses desde que se presentó la solicitud.

El Plan de Liquidación es lo siguiente, y dependerá de la venta de los activos que este proceso sea más o menos rápido. Tras haberse conseguido saldar todas las deudas gracias a la venta de activos, dará por finalizado el proceso (llegando al año, 12 meses, aproximadamente, desde que se efectuó la presentación del concurso).

A la hora de saldar las deudas de la empres, se sigue un estricto orden establecido por ley. Descubre quién cobra primero en el concurso de acreedores para saber el orden de pago de las deudas en situación concursal.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No