David Méndez
Ganar dinero con depósitos

Cuando se habla de obtener rentabilidad a través de diferentes productos financieros, saltan las alarmas de diferentes opciones que pueden llamar nuestra atención.

El depósito bancario se basa en dejar o ingresar un dinero en la entidad bancaria durante un tiempo determinado para que, a lo largo de un tiempo, obtengamos unos intereses con ello. Cuanto más dinero y tiempo dejemos, mayor será esa rentabilidad que obtenemos y, lo mejor, es que tendremos que incurrir en poco riesgo para que ello ocurra.

El depósito bancario es uno entre las múltiples opciones que hay para obtener rentabilidad mediante productos financieros. Aunque existen muchos otros, hoy nos centraremos en analizar cuál es la rentabilidad de los depósitos y cómo se obtiene mediante un ejemplo práctico.

¿Que rentabilidad pueden llegar a ofrecer los depósitos?

La rentabilidad de los depósitos es la generada por los intereses que se obtienen por tener almacenado el dinero en él. Aunque los intereses es el mayor causante de la rentabilidad de los depósitos, existen otros factores que también inciden sobre ésta, que comentaremos más adelante.

Los intereses

TAE: Tasa Anual Equivalente. Contiene el tipo de interés nominal, comisión bancaria que se derive y duración del contrato. Es decir, el TAE es una estimación real de las ganancias asumidas por el consumidor en disposición de la cantidad que sea invertida. Es anual, por lo que si invertimos 10000€ a 10% TAE durante 3 años, obtendremos 200€ en total (100 por cada año). En cualquier caso, podemos calcular la TAE para hacer una comparativa financiera de los intereses nominales.

- TIN: Tasa de Interés Nominal. Es el interés que obtenemos por depositar el dinero cierta cantidad de tiempo. Esta tasa se basa en el precio de venta-compra del dinero en mercados españoles y europeos. Es por ello que si contratamos un depósito a menos de un año tendremos un TIN en vez de un TAE. Sucede lo contrario para contratos igual o superior a un año.

Plazo para invertir

Se tiende a pensar que cuanto más plazo tenga el depósito más rentabilidad obtendremos, pero esto a veces no es verdad. Algunos depósitos que duran menos meses se obtiene mayor rentabilidad que otros que duran más meses. El hecho de que dure menos da cierto interés más alto para incentivar a los usuarios.


Cantidad a invertir

Este factor es importante y fácil de entender, aunque debemos tener en cuenta algo. Es obvio que cuanto más dinero invirtamos mayor serán los beneficios que obtenemos. Aunque cabe destacar que los mejores depósitos son los que contienen una cantidad grande de dinero. Dicha cantidad debe ser superior a 1000€, pues debajo de esta cantidad, los intereses anuales que obtengamos no serán sumamente grande.

Además, si nuestro depósito no nos pone impedimentos a la hora de hacer movimientos de capital podremos ingresar nuevamente dinero. Si alguna cantidad de dinero no la necesitamos a corto plazo, podremos ingresarla para que generen nuevos beneficios. Lo mismo sucede con los intereses que se vayan generando. Así, la cantidad a invertir se irá haciendo más grande con más posibilidades de que obtengamos más.

¿Que depósito escoger según mis necesidades?

Si llegado este punto te has hecho esta pregunta, debemos a tener en cuenta muchos aspectos. Básicamente son los mismos de arriba, pero en cuestión de nuestras necesidades.

Si necesitamos el dinero a corto plazo, deberemos pensarnos si podemos invertirlo, o cuánto tiempo máximo. Además, dependiendo de la cantidad que depositemos, ganaremos más o menos dinero, por lo que debemos decidir si invertimos más o menos dependiendo de la disponibilidad que tengamos que tener de ese dinero.

Por último, el tiempo que tengamos el dinero retenido determinará el tipo de interés (TAE o TIN) que tenga nuestro depósito bancario. De este modo, debemos de tener en cuenta de nuevo la disponibilidad del mismo, así como la cantidad que sabemos que no vamos a invertir.

Si en alguno de estos casos dudamos de su rentabilidad, lo mejor será invertir en otro tipo de productos que obtengamos más rentabilidad aunque con mayor riesgo.

¿Cómo elegir el mejor depósito bancario?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No