David Mendez Ruiz
Dicas para comprar online en otras divisas

El auge del comercio electrónico y de comprar a través de Internet es evidente en nuestro día a día. Raro es la persona que no conoce Amazon, Aliexpress o muchos otros negocios en los que podemos comprar y recibir nuestros productos en la puerta de casa. No obstante, puede darse el caso de que nos interese algún producto de una página web que tiene el producto en otra moneda o divisa. ¿Qué pasa entonces? ¿Qué es lo que tienes que tener en cuenta para que no te timen o te cobren más? ¡Lo vemos a continuación!

Consejos para la compra online de productos en otra moneda o divisa

1. El pago de comisiones

Es habitual que, si vamos a comprar en una divisa diferente a la de nuestra tarjeta, nos intenten cobrar algún interés por el cambio de divisa. Hay diferentes casuísticas que repasamos aquí:

  1. Poder pagar en nuestra moneda. La tienda online nos ofrecerá la posibilidad de aplicar tipo de cambio que, por lo general, puede cobrarse un 3% o 5% superior a lo que realmente es dicho cambio de divisa. No obstante, hay más alternativas como veremos ahora.
  2. Poder pagar en la divisa de la web. Se trata de la mejor opción siempre y cuando el medio de pago (tarjeta de crédito, transferencia, etc) nos cobren comisiones por el pago de divisa diferente a la de nuestra tarjeta, por ejemplo. En el caso de que no nos cobren nada, pagar en la divisa de la web es lo más conveniente. Para ello, recomendamos revisar el contrato de nuestra tarjeta de crédito o débito y mirar si nos cobran por ello.

Se trata de las dos opciones más usuales, aunque hay otras que pueden resultar de tu interés. La primera de ellas sería pagar a través de Paypal siempre y cuando la tarjeta bancaria que tengamos no aplica comisiones por el cambio de divisa. Sería entrar en nuestra cuenta de Paypal, seleccionar la tarjeta de crédito como la de pago y como opción de conversión, seleccionar, pagar en la divisa de la factura del vendedor.


2. Revisa los gastos de envío que se asocian

Mucho cuidado cuando demos a pagar e introduzcamos nuestra dirección. Si el vendedor no utiliza una empresa de reparto internacional (o incluso si la usa) puede que nos cobren grandes cantidades en cuanto a envíos se refiere. Estos gastos de envío suelen ser elevados entre países de diferentes continentes. No viene mal revisar la cantidad total a pagar antes de proceder con el pago definitivo.

3. Cuidado con comprar fuera de la Unión Europea

No es raro ver casos en los que se ha tenido que pagar el coste del producto, además del coste de aduanas y aranceles que conlleva traer un producto de un país fuera de la Unión Europea. Si esto sucede, posiblemente tengamos que asumir el coste de IVA y aranceles (Aduanas) encareciendo de este modo el coste final del producto. De hecho, Aduanas nos puede notificar con un informe del coste que tendremos que asumir si el vendedor no lo ha asumido en el producto cuando nos lo ha vendido. Mucho ojo con esto, ya que hay vendedores que en ciertas tiendas no indican que esto puede ocurrir.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que la protección que ofrece la Unión Europea a las compras realizadas en ella es muy superior a la seguridad que tenemos con compras exteriores a la misma. Esto hay que tenerlo en cuenta y ver si compensa por la compra que vayamos a realizar.

4. Las compras mediante tarjetas virtuales o tarjetas monedero

Aunque no quedemos excepto del pago de comisiones o de cambio de divisas, es posible que te interese asegurar tu transacción si nunca has hecho ningún pago previamente en la página en la que vas a comprar. Muchos bancos ofrecen a sus usuarios el uso de tarjetas virtuales o tarjetas monedero en las que solo tendrás que ingresar dinero en la misma mediante una transferencia para gastarlo en la tienda online que deseas. No se va a poder cobrar más dinero del dispuesto en dicha tarjeta.

5. ¿Hay seguro de protección en tu compra?

Si el importe de la compra es elevado te recomendamos activarlo ya que, de este modo, asegurarás que tu compra llegue correctamente y estarás más tranquilo/a. Revisa, no obstante, qué condiciones deben darse para que el seguro tenga validez en caso de riesgo, así como el importe que te cubriría y si te conviene o no contratarlo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No