Las aduanas en los productos chinos

Si vamos a adquirir productos desde el país chino para venderlos en nuestra página web o tienda física, es recomendable que tengamos en cuenta todo lo que vamos a analizar en este artículo. Trataremos todo lo que tenga que ver con las aduanas, los impuestos y aranceles que se deben incurrir en caso de que decidamos comprar algo.

Controles de seguridad

En líneas muy generales, conviene decir que comprar un producto de fuera de la Unión Europea requiere que se realicen unos controles. Los controles tienen por objetivo la seguridad y bienestar de los productos que entran dentro de los países miembros de la Unión. Pueden ser tanto de seguridad, como de salud o cualquier otro tipo. Es algo primordial que se debe hacer para introducir un producto en nuestro país.

Impuestos a pagar por importación

La mercancía que provengan de fuera, se le deberán de aplicar los impuestos indirectos del país. En el caso de España, se deberá pagar el IVA (o IGIC, AIEM y RM en Canarias, e IPSI en Ceuta). Esto es solo en el caso de impuestos, pues además de esto, se debe pagar los derechos aduaneros o arancel comunitario.

Entonces... ¿Cuánto cuesta importar un producto desde China?

Si el precio de la mercancía es superior a 22€, se deberá incurrir en pagar dicho IVA. No obstante, existe la excepción de pagar el impuesto a regalos, que deberán pagar impuestos a partir de la cantidad de 45€.

Como sabemos, el IVA en España es del 21%. Esto quiere decir que el precio que pagamos por del valor monetario que cuesta un producto, se le debe rebajar la cantidad correspondiente al 21%, quedando ésta para el Gobierno. Pero esto no es siempre aplicable a todos los productos, ya que algunos pagan un impuesto diferente.

El IVA reducido consta del 10% sobre los artículos de alimentación humana o animal, aquellos que se emplean para actividades del campo, agua para riego o alimentación, gafas, lentillas, productos para enfermedades o dolencias, viviendas, plazas de garajes, etc.


El IVA superreducido es del 4% y es aplicable a productos básicos (pan, harina, huevos, leche, verduras, hortalizas, etc...), artículos que usen papel, medicamentos, vehículos para personas con movilidad reducida, material necesario para personas con minusvalía, etc.

Pago de aranceles de aduanas

Por norma general y a grandes rasgos, si nuestra mercancía es superior a 150€ se deberá pagar aduana (además del correspondiente IVA: general, reducido o hiperreducido). Se deberá pagar un mínimo de 2'5% sobre la cantidad importada. Además, dicha cantidad puede llegar hasta el 17%, dependiendo del producto que se esté importando.

A ello, hay que sumarle gastos de gestión y DUA (Documento Único Administrativo), algo obligatorio para todos aquellos que deseen importar mercancía. De este procedimiento suele encargarse Correos o la empresa encargada del envío. Los gastos de gestión y DUA suelen rondar la cantidad de 20€, aunque variará dependiendo del contenido de la mercancía.

Pagar menos: abaratar costes de envíos

Obviamente dirás que hay muchas compañías en las que se paga un coste ridículo por el envío o es gratuito. Pero claro, esto son algunos trucos que usan para burlar o al menos no pagar el impuesto y las tasas arancelarias.

Esto se consigue enviando el producto desde el país de origen (en este caso China) hasta algún almacén que tenga la empresa en la Unión Europea. De esta forma, una vez se requiera cierta cantidad de producto por algún consumidor, solo se requerirá de dicho producto, transportarlo y burlar otros tantos chanchullos o compromisos.

Otras empresas actúan como un gran mercado de pequeñas tiendas, y el producto sí que es enviado al usuario final directamente desde China en el que puede o no que le toque pagar impuestos. Para evitar el coste de envío se usa una empresa de mensajería privada, en el que el coste de envío incluye los gastos relativos al paso por aduana, aunque sí que pueden involucrarse algunos impuestos del país de destino. Para mensajerías como Correos (públicas), sí que el precio podría ser superior.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No