Jose Banda

Los bienes más costosos para una familia son la vivienda y el automóvil. Por ello, antes de pensar en comprar un coche nuevo en este contexto de crisis económica, sería recomendable que uno se detenga a reflexionar bien sobre ello.

Lo primero que uno debería tener en cuenta es si realmente necesita el vehículo. Por lo general, resulta más económico usar el transporte público o recurrir ocasionalmente al uso de taxis. Un automóvil propio podría ser un gasto adicional e innecesario.




Además, si uno piensa en un coche nuevo es recomendable que antes haya ahorrado una cantidad suficiente. En la mayoría de veces, no vale la pena financiar un coche. Por lo general, resulta más económico que uno mismo cuente con los ahorros suficientes como para costearse esta adquisición.

Si uno realmente ha decidido que le conviene comprar un coche, lo mejor será elegir uno que se ajuste a sus necesidades. Por ello, no está de más seguir una serie de consejos que te permitan ahorrar a la hora de comprar un coche. Asimismo, es recomendable comprar alguno que se encuentre en stock en el concesionario. De esa manera, como el concesionario se deshace de un vehículo en stock, podremos obtener un mejor precio. También puedes seguir una serie de

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No