Cómo se crea el dinero

Muchas personas se preguntan quién es el encargado de crear el dinero o cómo es el proceso de creación del mismo. Y es que el dinero es el medio de pago más extendido en los países desarrollados y en más de una ocasión hemos visto por la televisión la imprenta desde la que se fabrican los billetes. Pero, ¿cómo es este proceso? ¿Qué hay detrás de la fabricación del dinero? En este artículo analizamos el proceso de creación del dinero en efectivo y algunos conceptos básicos para entenderlo.

Analizamos el proceso de creación del dinero

Antes de explicar al detalle cómo se crea el dinero que usamos en nuestro día a día, es importante detenerse en la definición de oferta monetaria y en la clasificación del dinero que la compone. Cuando nos referimos a oferta monetaria, hablamos de la cantidad de dinero que hay en manos de las personas en un momento determinado, y se observan dos componentes: el dinero legal, entendido como el dinero en efectivo (monedas y billetes) que está en manos del público; y el dinero bancario, que está formado por los depósitos que se conservan en los bancos u otros intermediarios financieros.

Si bien es cierto que la autoridad monetaria competente es la encargada de emitir las monedas y los billetes (que suele ser el banco central de cada país), en la zona euro, el organismo responsable de hacerlo es el Banco Central Europeo (BCE). No obstante, el 95% del dinero es creado por la banca privada, por lo que conviene tener en cuenta que los bancos comerciales también pueden crear dinero.


Los bancos centrales fijan el coeficiente de reservas, es decir, el porcentaje de dinero que el banco ha de poseer en efectivo para satisfacer las necesidades de sus clientes. De esta manera, el banco podrá prestar más dinero en tanto en cuanto su coeficiente sea menor. Asimismo, es el coeficiente de reservas el que permite que el dinero pueda expandirse dentro del sistema financiero, por lo que este proceso de creación de dinero bancario también se conoce como "expansión múltiple de los depósitos bancarios".

Ejemplo del proceso de creación del dinero bancario

Supongamos que un banco tiene un coeficiente de reserva del 10% y un cliente (cliente A) ahorra 1.000 euros en su cuenta bancaria. Dicha entidad se vería obligada a contar siempre con 100 euros en efectivo, y tan solo podría prestar 900 euros. Después, si el banco presta dicho importe a otra persona (cliente B), estará creando dinero, ya que una vez concedido dicho préstamo, el primer cliente continuaría teniendo 1.000 euros disponibles en su cuenta para gastar, y, al mismo tiempo, el cliente B podría disponer de sus 900 euros para sus gastos. Los bancos, por tanto, no imprimen los billetes ni fabrican las monedas, pero conceden préstamos que tienen el mismo efecto.

En resumen, el banco central de cada país pone en circulación una cantidad determinada de dinero legal (en forma de billetes y monedas) y es el sistema bancario el que multiplica este dinero legal recibido al conceder préstamos, ya que este dinero no llega a salir de esta entidad, sino que funciona por medio de anotaciones en cuenta.