David Méndez
Depósitos a plazo fijo

Los depósitos a plazo fijo consiste en la entrega de una cantidad de dinero fija a una entidad bancaria durante un tiempo previamente definido en un contrato. Una vez pasado el tiempo, el usuario obtendrá la cantidad que se acordó además de unos intereses por la operación realizada. Aunque esto es así, existen otros depósitos bancarios que permiten pagar los intereses mensualmente, trimestralmente o cada vez que el usuario crea convieniente, siempre y cuando se especifique en el contrato.

Características de los depósitos a plazo fijo

Como verás el funcionamiento de los depósitos a plazo fijo es bien sencillo. Aun así es conveniente conocer algunas características que definen a este tipo de producto:

  • Los depósitos a plazo fijo tiene una fecha de vencimiento. Dicha fecha marca el día máximo en que el dinero permanecerá en depósito. Pasada esa fecha, el usuario podrá retirar el dinero más los intereses que generaron (a no ser que los intereses se hayan ido cobrando en otros plazos).
  • Si antes de que acabe el período decidimos disponer de ese dinero, podremos obtenerlo siempre y cuando paguemos una penalizacióncomisión por cancelación anticipada. Ambas deberán ir detalladas en el contrato que se firme a la hora de formalizar el depósito deseado. Solo en casos excepcionales el contrato no permitirá que se cancele o que se pueda coger parte del dinero que se haya depositado.
  • Los depósitos a plazo fijo suelen dar mayores intereses que cualquier otro tipo de productos (como el depósito a la vista). Esto es interesante si estamos dudando sobre en qué producto financiero queremos invertir y aún no lo tenemos del todo claro.
  • En este tipo de depósito no se permiten domicializaciones de recibo y nóminas, ni movimientos de cobros o pagos.
  • Tenemos la certeza del producto y de su rentabilidad, así como su respaldo por la entidad bancaria que abala la seguridad de que el producto nos reportará los intereses que hayamos pactado y fijado en el contrato. Todo esto lo podrá determinar y pactar el usuario.



Beneficios de los depósitos a plazo fijo

Los depósitos a plazo fijo posee una serie de ventajas que no poseen otros productos de ahorro.

  • La mayor ventaja de este producto financiero es la casi total confianza de que vamos a obtener rentabilidad de ella. Por mínima que sea, siempre obtendremos una cantidad dependiendo de lo que hayamos depositado. En otros productos financieros esto no sucede, debido a que el escenario futuro es bastante incierto para determinar una buena rentabilidad de estos.
  • Sabremos el día exacto en que obtendremos la rentabilidad que deseamos o cómo la obtendremos. Todo esto irá bien detallado en el contrato que se haya acordado con el usuario.
  • Como usuarios tenemos la total libertad de elegir el tiempo que queremos depositar nuestro dinero. Podremos seleccionar un mes, varios meses o algún año. De este modo, podremos seleccionar cuándo será la fecha de vencimiento del producto, y disponer del dinero una vez pasado el mismo.
  • El interés y, por tanto, la rentabilidad que obtenemos va a ser superior que cualquier otro tipo de depósito. Esto se debe a que el futuro de los mismos es totalmente cierto (no hay en juego nada, tan solo disponer el dinero almacenado).
  • Se trata de una operación sencilla y sin grandes complicaciones. Para contratar este tipo de depósito solo requerimos del dinero y de tiempo para que genere los intereses deseados. No es necesario amplios conocimientos financieros como sucede con otros activos que sí lo requieren.
  • Existen algunas entidades que no cobran o no "multan" por retirar el dinero antes de la fecha de vencimiento. Esto es una gran ventaja en el caso de que tengamos que disponer del dinero que hayamos depositado. Es conveniente que antes de realizar el depósito conozcamos si podemos retirar o no el dinero, para así evitar sustos o la indisponibilidad de retirar el dinero que deseemos.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No