Cómo funciona la reunificación de deudas

Cuando hablamos de cómo funciona la reunificación de deudas, hablamos de la operación consistente en unificar todas las de le resiste antes de una persona en un solo crédito. Esto es un modelo de refinanciación de deudas, ya que, para ello, habrá de cancelarse los créditos anteriores, que son sustituidos por el nuevo, que habrá de contratarse, bien con una entidad financiera -el proceso de congregar las deudas en una sola se puede hacer directamente con una entidad bancaria-, bien con un intermediario financiero.

¿En qué consiste la reunificación de deudas?

Cuando una persona o familia experimenta una acumulación de cuotas de diversos créditos que, por cualquier circunstancia no puede satisfacer mensualmente, una posible solución es precisamente la reunificación de deudas.

Se entiende por reunificación de deudas la operación financiera consistente en la asunción de todas las deudas por un tercero que la satisface. Como contrapartida dicha asunción el deudor formaliza con dicho tercero un nuevo crédito que reúne todas las deudas en una. En estos casos lo que se busca es moderar las cuotas mensuales, si bien como contrapartida habrá de incrementarse el de devolución del préstamo, y, por tanto, incrementarse el importe total de intereses a devolver por el deudor.

La mayoría de las veces para poder optar a una reunificación de deudas se exige que exista un crédito con garantía hipotecaria, y otras deudas, que generalmente son préstamos de consumo, incluyendo créditos obtenidos con tarjetas de crédito o préstamos personales. os intereses  a final de mes se acumula la cuota de la hipoteca, el préstamo del coche, las compras de la tarjeta de crédito y el pago del préstamo personal, la situación puede ser más que comprometida.

Funcionamiento de la reunificación de deudas

Lo primero que hay que tener en cuenta en relación al funcionamiento de la reunificación de créditos es cuánto cuesta y los casos en que es interesante, o lo que es lo mismo, las ventajas e inconvenientes de la reunificación de deudas.

El precio también va a depender de con quién se contrate la reunificación de deudas. Si se trata de la entidad financiera con la que tenemos contratados la mayor parte de los créditos, lo normal es que no se cobre una comisión específica por gestión. Otra cosa es que se contrate con otra entidad financiera o con un intermediario financiero regulado por la ley.

A los posibles honorarios profesionales hay que en sumar los gastos de cancelación de la hipoteca de préstamos vigentes en el momento de la negociación de reunificación de deudas, incluyendo la comisión bancaria, los gastos de notaría y registro de la propiedad. Así como los gastos del nuevo crédito hipotecario incluyendo también los tres anteriores. Y, sin olvidar el impuesto de actos jurídicos documentados.

Todo ello nos llevará a obtener una serie de ventajas y desventajas que mencionamos a continuación:

Ventajas de la reunificación de deudas

Estos lo beneficios de la reunificación de deudas podemos encontrar:

  • Que se establece una cuota mensual que es asumible.


  • Es posible hacer amortizaciones anticipadas, que puede ser interesante si las comisiones por amortización anticipada son bajas.
  • Si se ha contratado financiación cara con anterioridad, puede accederse a mejores condiciones crediticias.
  • Compramos tiempo a cambio de pagar más intereses.

Inconvenientes de la reunificación de deudas

Sin embargo, no también también existen algunas desventajas:

  • Que las dificultades financieras en que se encuentra el solicitante pueden jugar en su contra a la hora de negociar las condiciones de la nueva financiación, ya que, la financiera asume más riesgo.
  • Ha de hacerse frente inmediatamente a los gastos de cancelación
  • Se incrementa el plazo de devolución del crédito, y, por tanto, los intereses, con independencia del tipo pactado.
  • Puede que en ninguna entidad financiera o intermediario quiera que reunificar nuestras deudas.

¿Cómo se concede la reunificación de deudas?

Lo normal es que no nos permitan elegir que deudas entran en la reunificación y cuáles no. Asimismo, suele exigirse que uno de los créditos sea una hipoteca. La razón es que con esta garantía, el total de la deuda está respaldado por el inmueble objeto hipoteca.

Además, como para cualquier otro crédito será preciso que no nos encontremos en una lista de morosos, tengamos una nómina o ingresos suficientes al mes al mes para satisfacer el importe de la cuota mensual sobradamente. Que no se hayan despachado amparos contra nuestros bienes o derechos…

Con todo, esperamos que te queda aclarada la idea de cómo funciona la reunificación de deudas. Deberás decidir la conveniencia de reunificar deudas dependiendo de tu propia situación.

¿Es conveniente reunificar deudas?