Tania Díaz
Leasing inmobiliario

El leasing inmobiliario es la principal alternativa al crédito hipotecario, para aquellas empresas que necesitan financiación externa al adquirir un bien inmueble para su negocio.

Este producto financiero quizá no es tan conocido como el préstamo con garantía hipotecaria, también conocido como hipoteca. Pero el leasing inmobiliario ofrece numerosos beneficios respecto a un crédito tradicional, especialmente para la empresas.

Continúa leyendo esta entrada sobre inversión inmobiliaria en la que te contamos cómo funciona exactamente el leasing inmobiliario y que ventajas ofrece respecto a un préstamo tradicional con garantía hipotecaria.

Características del leasing inmobiliario

El leasing es una operación financiera de arrendamiento. En la que una entidad financiera, banco o caja de ahorros, asume la financiación del coste de ese arrendamiento, más los intereses que se generen, así como, una serie de gastos asociados que suelen pactarse previamente.

Actores en un operación de leasing inmobiliario.

En una operación de contrato de un leasing inmobiliario actúan tres figuras:

  • Proveedor: el proveedor es el propietario del activo inmobiliario objeto del contrato.
  • Arrendador financiero: el arrendador financiero que es el banco o caja de ahorros que financia la operación de leasing inmobiliario.
  • Arrendatario: el arrendatario que es la persona o empresa que realizará el pago de las cuotas y disfrutará del uso del activo inmobiliario hasta que finalice el contrato de leasing inmobiliario.

Opciones del leasing inmobiliario

El leasing inmobiliario se pacta por un periodo de tiempo. Habitualmente se trata de operaciones a medio y largo plazo. Una vez transcurrido el plazo de tiempo acordado y el periodo de leasing la empresa que ha venido actuando como arrendataria tiene dos opciones. Dar por finalizado el contrato de leasing o ejercer la acción de compra.



  • Finalizar el leasing inmobiliario: la primera opción consiste en dar por finalizado el periodo de leasing y entregar el bien inmueble. Habitualmente en estos casos se suele renovar el leasing por un nuevo período o realizar un nuevo leasing sobre otro activo inmobiliario.
  • Ejercer la acción de compra: la segunda opción se basa en la posibilidad de ejercer una acción de compra. Adquiriendo el bien inmueble a un precio previamente pactado. En el que se suele descontar una proporción del importe pagado durante la vida del leasing.

Beneficios del leasing inmobiliario

El leasing inmobiliario se puede contratar con un tipo de interés fijo o variable o se puede realizar con el una amortización fiscal acelerada. También se pueden pactar cuotas no mensuales en función de las necesidades de la empresa. Pero el leasing inmobiliario tiene más ventajas, estos son algunos de los beneficios que tiene el leasing inmobiliario respecto a un crédito hipotecario tradicional.

Financiación integra

El leasing inmobiliario permite financiar el 100% del capital necesario, algo que no ocurre con las operaciones de préstamo y crédito que difícilmente llegan al 80% del capital necesario.

IVA incluido

Otra de las grandes ventajas que implica el leasing inmobiliario es que se incluye el importe de IVA dentro de la propia financiación. Habitualmente en las demás operaciones hipotecarias con activos inmobiliarios el impuesto sobre el valor añadido se paga a parte y no se suele incluir en el principal de la operación.

Menor consumo de CIRBE

La CIRBE o central de información de riesgos del Banco de España es un tipo de informe emitido por esta entidad en el que se recogen los riesgos contraídos con todas las entidades financieras, créditos , préstamos hipotecas. Este informe permite a las entidades de crédito conocer el nivel de endeudamiento de una persona física o jurídica. El leasing inmobiliario supone un menor riesgo en CIRBE. Dejando la puerta abierta a otras operaciones de financiación que pueda necesitar la empresa.

Compatible con ICO

El leasing inmobiliario es plenamente compatible con las líneas de financiación estatales como los créditos y préstamos ICO que se aprueban cada año.

 

Ahora que conoces las ventajas del leasing inmobiliario, te recomendamos que valores esta posibilidad porque quizás se adecue mejor a tus necesidades que los préstamos hipotecarios. Sin embargo, siempre es mejor acceder a un experto en finanzas si tienes dudas al respecto.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No