David Méndez
Elegir tarjeta de crédito

Desde que las nuevas tecnologías se han impuesto en la sociedad, la vida de las personas se ha visto simplificada en muchos ámbitos. Uno de los ámbitos que han cambiado mucho es el sistema de pago que usan las personas para poder realizar sus compras habituales.

Las tarjetas bancarias permiten realizar transacciones de dinero de una forma muy sencilla, sin necesidad de salir de casa con efectivo siempre. No obstante, son casi todas las entidades bancarias (o todas, prácticamente) las que ofrecen este método de pago, siendo difícil escoger una u otra.

Unas tarjetas bancarias nos darán unos beneficios diferentes frente a otras, por lo que es necesario que tengamos en cuenta ciertas características o beneficios que podemos sacar de cada una de ellas, para así escoger la que mejor nos convenga. ¿Cuáles son esas claves? Te las contamos.

Claves para escoger una tarjeta de crédito

Aquí te mostramos todo lo que debes tener en cuenta para elegir la tarjeta de crédito que mejor se adecue a tus necesidades.

Uso que le vayamos a dar

Si el uso que le vamos a dar es muy básico, no hace falta que escojamos una tarjeta de crédito muy compleja, pues una con especificaciones básicas podría bastarnos. Por otro lado, si necesitamos hacer grandes operaciones, compras por Internet, obtener descuentos en establecimientos o usar nuestra tarjeta de crédito con tecnología NFC, sí deberíamos de escoger una tarjeta un poco más completa.

Nuestras necesidades financieras: lo esencial

Antes de empezar a ver qué claves son las primordiales para escoger una tarjeta u otras debemos tener en cuenta cuáles son nuestras necesidades financieras: si tenemos nómina, si no tenemos, si somos clientes que no la usaremos mucho, que sí lo usaremos, que nos importe o no las comisiones, etc.

Hacer frente a comisiones

Debemos tener en cuenta (teniendo en consideración la clave anterior) que si tenemos una tarjeta bancaria vamos a tener que asumir las comisiones. Entre las principales, encontramos comisiones por emisión de la tarjeta, por renovación, por reclamación de impago, por descubierto o por retirada de efectivo.

Tendremos que tener en cuenta desde qué cajeros tenemos que sacar y qué comisiones nos cobrarán. Además, algunos bancos establecerán (según sus contratos) nuevas comisiones, o eliminarán algunas para poder recibir ciertas ventajas.


Esto es importante, ya que si consideramos esto como un punto a favor, podremos buscar un banco con comisiones libres, o que nos la aplacen durante un tiempo (unos meses o un año, tal vez). También existen cuentas bancarias especiales que nos permiten tener tarjetas de crédito sin comisiones o comisiones muy reducidas, sobre todo si somos jóvenes.

Los intereses de la tarjeta de crédito

Los intereses en este tipo de tarjetas se mide según el TAE. Este indicador nos revela el coste del aplazamiento de compras realizadas con la tarjeta, incluyendo intereses, comisiones y gastos de la tarjeta. Normalmente nos sirve para comparar las tarjetas entre entidades bancarias.

Para evitar sorpresas y que nos cobren intereses que no queramos, es importante que indiquemos al banco de la tarjeta de crédito la posibilidad del aplazamiento de las compras a 30 días de forma gratuita.

Evitar endeudamientos

Lo bueno de las tarjetas de crédito es que nos permite comprar cosas con dinero que no disponemos pero que, dependiendo del plazo que nos haya dado nuestro banco, deberemos de devolver el dinero que hayamos cogido "prestado".

En este sentido, es recomendable que escojamos una tarjeta bancaria con poco límite de endeudamiento, así evitaremos que se nos acumule deuda y nos termine costando mucho el hecho de tener la tarjeta.

Beneficios aplicados a la tarjeta

Como hemos dicho anteriormente, dependiendo del uso que le vayamos a dar a la tarjeta encontraremos unos intereses u otros. Ciertos bancos nos permiten tener descuentos si realizamos compras con sus tarjetas, ya que tienen acuerdos firmados que nos permitirán ahorrar cierto dinero en algunos establecimientos. No obstante, es importante que antes de decantarnos por una tarjeta por este tipo de descuentos, miremos bien que realmente es rentable el descuento que nos ofrecen, y si no podemos encontrar descuentos mejores si no disponemos de esa tarjeta.

Otro tipo de beneficio buscado por las tarjetas son el tipo de seguros que nos ofrecen al contratar dicha tarjeta. Seguros de viaje, seguros escolares o seguros dentales, son algunos de los ejemplos que algunos bancos ofrecen a los clientes de sus bancos por contratar ciertas tarjetas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No