Como cada año, recién terminadas las vacaciones para muchos, llega septiembre y el inicio del curso escolar, esto lo convierte un mes complicado para muchas familias porque la vuelta al cole de los más pequeños supone un importante desembolso en libros, material escolar, ropa, uniformes...etc.

Un gasto extra que, si no se ha sido previsor, desestabiliza el presupuesto sobre todo cuando se trata de familias com más de un hijo.

Consejos para ahorrar en la vuelta al cole

Según los estudios de las organizaciones de consumidores, la temida operación de la vuelta al cole supone un gasto que oscila de media anual entre los 1.200 euros por alumno, escolarizado en un centro público, y los 5.200 en un colegio completamente privado. Por tanto, con estas cifras en la mano seguro que se se agradecen una serie de consejos para no incrementar innecesariamente esta factura.

Material escolar

Antes de comprar el material haz un inventario de lo que tienes en casa y escribe una lista de lo que realmente necesitas. Para no tener que hacer un desembolso tan importante te puedes plantear comprar lo necesario trimestre a trimestre, pero si lo que quieres es adquirirlo todo de una vez una buena opción son los packs de oferta de las grandes superficies, recuerda que las marcas blancas son las mejores aliadas en estas ocasiones.


Por lo que respecta a los libros de texto, si tus hijos no pueden heredar los libros de hermanos, primos o vecinos, una opción muy de moda ahora es comprar libros de segunda mano o informarte si en tu centro hay algún sistema de préstamos. También recuerda que las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos tienen establecidos un sistema de beca o cheques-libro para la compra de material nuevo.

Ropa y calzado escolar

Si tu hijo utiliza uniforme, siempre es mejor, si tu centro lo permite, huir del sitio oficial de venta y aprovechar los packs de las grandes superficies para adquirir las camisetas, calcetines y otros complementos, pero eso si, busca siempre el equilibrio entre calidad y precio porque muchas veces comprar barato supone comprar dos veces.
En el caso que tu hijo no utilize el uniforme planifica comprar solo lo necesario hasta enero y aprovechar las rebajas para adquirir el resto, seguro que haciéndolo te ahorras un buen pellizco.

 Para terminar, evita en la medida de lo posible los créditos rápidos, te sacan de un apuro puntual pero suponen un sobreendeutamiento a medio y largo plazo.

Presupuesto del hogar