Cómo afecta la subida del IPC

Seguro que has escuchado en muchas ocasiones que ha subido o bajado el IPC y que eso conlleva una serie de consecuencias para la economía. Esto es así porque el Índice de Precios al Consumo es uno de los datos que más se utilizan para valorar la situación económica de un país.

Sin embargo, no siempre tenemos tan claro en qué aspectos puede influir la variación del IPC a la economía de nuestro país o a nuestras finanzas personales. Por ello, aquí vamos a mostrar cómo afectan las subidas y bajadas del IPC a los diferentes ámbitos de la economía.

Las consecuencias de las subidas y bajadas del IPC

El IPC determina la variación de los precios en un determinado periodo, por lo que esto se traduce en cambios económicos. Pero...¿qué pasa si sube o baja el IPC? Esta es la eterna pregunta que nos hacemos cuándo nos ofrecen los nuevos datos sobre este índice. Además, es posible que la actualidad y la información que nos encontramos sea diversa acerca de si es positiva o negativa cualquier variación. Esto puede deberse a que según el ámbito y la posición en la que te encuentras las noticias sobre la inflación serán mejores o peores.

Aquí te mostramos la interpretación o los efectos que puede tener los cambios en el IPC en la economía general y particular de cada familia.

Pensiones

Las pensiones que reciben las personas se revalorizan de forma temporal en función de las decisiones tomadas por los gobiernos. El problema es que esta revalorización siempre se encuentra por debajo de la subida del IPC, por lo que para los pensionistas tienen más dificultades para el consumo y ahorro por la subida de precios. Por otro lado, las bajadas del IPC serán beneficiosas para su economía.

Actualmente, se plantea que las pensiones se revaloricen cada año en función del IPC anual, con el objetivo de que las personas que reciben esta prestación no pierdan poder adquisitivo. Sin embargo, es una medida que todavía se encuentra muy lejana.


Precios y Salarios

Lo mismo ocurre con los trabajadores asalariados, ya que si suben los precios pero no lo hacen sus salarios, tendrán más dificultados para gestionar su economía doméstica. Esto se puede notar sobre en el consumo energético de los hogares y el precio del combustible, que provocarán mayores dificultades para llegar a fin de mes.

¿Suben los salarios con el IPC? No. Debemos tener en cuenta que la subida de salarios no conlleva la subida de los salario de forma obligada para ninguna organización. Sin embargo, es posible que en algún convenio colectivo, algunos salarios se revisen con los aumentos del IPC. Aun así, debes saber que aumentar tu salario con el IPC no implica una mejora de condiciones, sino un mayor poder adquisitivo proporcional al aumento de precios.

Empresas

A las organizaciones empresariales les afecta directamente la subida del IPC de diferentes formas. Por un lado, si consigue mantener su volumen de ventas, el aumento de precios se traducirá en un mayor número de beneficios.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que se reduce el poder adquisitivo de las personas, lo que puede reducir el consumo de los hogares. Además, las empresas pueden ver aumentados los precios de sus proveedores, por lo que tendrán mayores costes de su producción.

Bolsa

Uno de los puntos fundamentales en los que también influye la variación del IPC es la inversión y la Bolsa. Cuando realizamos una inversión o planificamos nuestro ahorro debemos tener en cuenta que la rentabilidad que obtengamos sea mayor que el IPC si queremos obtener beneficios de verdad. Por ejemplo, de nada serviría obtener una rentabilidad del 1% en una inversión si el IPC ha aumentado un 2%, ya que nuestro dinero tendría menos valor que antes de la inversión.

En la Bolsa de valores, la inflación (provocada por la subida del IPC) suele ser más positiva para aquellas empresas cotizadas, ya que ven aumentar su precio en el mercado. Sin embargo, este hecho solo es positivo cuando no supera el 2% porque estas subidas se pueden asumir por los consumidores. Si es superior, los consumidores no pueden asumir esas subidas de precios, por lo que repercute en las empresas.