David Méndez
Elegir hipoteca

Tener un hogar es uno de los mayores deseos que tienen las personas a lo largo de su vida. No obstante, como se convierte en una necesidad muy abundante y el espacio en el territorio es reducido, los precios de las casas son elevados.

Ahí empiezan los problemas, ya que las personas no suelen tener suficiente dinero para poder hacer frente al gasto que supone adquirir una casa, por lo que es necesario acudan a una hipoteca. Cuando se habla de préstamo, es importante que revisemos entre todas las entidades cuál es el que más nos conviene según nuestras necesidades.

Si no tenemos claro cuáles son los puntos claves, te aconsejamos sigas leyendo para conocerlos y poder ayudarte a elegir una u otra hipoteca.

¿Cómo escoger una hipoteca?

Para elegir una hipoteca correctamente has de tener en cuenta principalmente estos puntos fundamentales.

El tipo de interés

Para fijarnos en el tipo de interés que tiene una hipoteca debemos de observar el EURIBOR. Hay que tener especial atención con este parámetro, ya que aunque en el momento actual esté en negativo, no significa que siempre vaya a ser así.

De hecho, lo normal es que no se quede en negativo siempre, lo que condicione el precio mensual de las hipotecas si este se ve modificado. Puede tomar valores superiores, incrementándose porcentualmente y, por ende, aumentando gradualmente las cuotas mensuales. Por ello, es importante revisar antes de escoger una hipoteca u otra, si es conveniente establecer nuestro préstamo a través de este indicador.

Ante la duda, algunos bancos permiten las hipotecas de tipo fijo, lo que permite a los usuarios que adquieran un préstamo establecer un tipo de interés fijo que se sitúe en valores normales del Euribor. De esta forma, cuando sube o baje el indicador no se verán modificadas las cuotas (aunque si baja y queremos beneficiarnos, no podremos hacerlo, ya que es un tanto por ciento fijo).

¿Cuántas cuotas vas a pagar?




A la hora de elegir una hipoteca u otra es importante que se tengan en cuenta el número de cuotas que vamos a pagar. Obviamente, cuantas más cuotas paguemos, más intereses nos cobrarán, por lo que será necesario que revisemos y tengamos en cuenta esto a la hora de escoger una hipoteca u otra.

Decimos esto porque, si buscamos pagar muy poco cada mes, el número de cuotas mensuales aumentan, junto a los intereses, convirtiéndose en algo que nos va a acompañar toda la vida, y eso no lo queremos.

Poniendo un ejemplo, tengamos en cuenta una casa de valor 150 000 €, con su respectiva hipoteca y un EURIBOR de 0'99%. Tenemos:

  • Para hipoteca a 20 años: cuota de 678'12 euros/mes, se pagará por la casa 162 748 €
  • Para hipoteca a 30 años: cuota de 470'42 euros/mes, se pagará por la casa 169 351 €
  • Para hipoteca a 40 años: cuota de 366'93 euros/mes, se pagará por la casa 176 126 €

Y esto sucede a niveles de Euribor del 0'99%, si llegamos a considerar un 3% que puede alcanzar, lo que pagamos por la casa en cuotas a 20 años puede suponer casi 200 000 €... Por ello, recomendamos pensar detenidamente las opciones que nos muestran los bancos y valorar cuál es la que más nos conviene, y replantearnos el interés de tipo fijo.

Cuidado con los extras

Al contratar una hipoteca, aceptamos un contrato donde se estipulan diferentes extras que debemos tener en cuenta a la hora de formalizar dicho contrato. Si cabe la posibilidad, deberíamos negociar con el banco las comisiones que se nos cobrarán y por qué razones. Las más tediosas son las de apertura y las de desistimiento parcial o total.

Además, por pedir una hipoteca con ellos nos tendrán en la obligación de domiciliar la nómina, seguros de vida y hogar y demás... Eso sí, deberemos evitar que nos cuelen algún plan de pensión o fondo de inversión, ya que eso sí que elevaría bastante la hipoteca en ese banco.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No