David Mendez No hay comentarios

¿Qué es un seguro de cambio?

Cuando operamos en bolsa con múltiples divisas es importante que estemos seguros en lo que estamos haciendo. Muchas veces, el tipo de cambio puede jugarnos una mala pasada, sobre todo si dispara mucho de lo pactado con lo que realmente es al final de un periodo.

Por esta razón nace el contrato de seguro de cambio, que no es más que un contrato formalizado a corto plazo y cuyo objetivo es establecer o contratar un tipo de cambio al que se intercambiarán las divisas en un determinado momento del tiempo futuro. De este modo, la entidad que firma el contrato y el contratante se comprometen a intercambiar determinadas divisas a determinado precio anteriormente pactado.

Características del contrato

Podemos describir algunas características de este tipo de contrato. Te las contamos a continuación:

  1. Este tipo de contrato es para divisas y normalmente se suele atribuir a periodos de corto plazo.
  2. Es un contrato que obliga a ambas partes: al contratante o solicitante y a la entidad bancaria.
  3. Existen cotizaciones para importaciones (aquellas personas que importan mercancías desde el exterior), y cotizaciones para las exportaciones (personas que exportan mercancías).
  4. No es necesario que se haga un desembolso inicial para poder efectuar este contrato.



¿Cómo se establece el precio en el contrato de seguro de cambio?

Para poder formalizar el precio por el que se firmará el contrato de seguro de cambio se tendrá en cuenta el precio al contado, es decir, el precio que tiene en ese momento la divisa y el diferencial de intereses reales al plazo entre las dos divisas objeto del contrato, pero en situación actual (a valor presente).

La diferencia que hemos comentado de intereses capitalizado desde la fecha actual nos permitirá fijar la cotización futura de la divisa. Esta cotización es la que se usará para fijar el precio del contrato de seguro de cambio y por el que se intercambiará las divisas intercambiadas.

Las cotizaciones por las que se establecen los seguros de cambio dependerán de las perspectivas de los diferentes agentes en el mercado con respecto a su divisa nacional y los precios al contado que se supone que se tendrán en un futuro.

Los riesgos en el contrato de seguro de cambio

Cuando hablamos de riesgos, debemos tener en cuenta los riesgos que le suceden tanto a la entidad bancaria como al contratante. Tenemos que decir que, a pesar de que el riesgo es algo muy subjetivo y que depende más de las situaciones futuras, ambas partes recibirán riesgos.

Por un lado, el contratante apenas sufre riesgos, pues el contrato está a su favor y se formaliza sabiendo a qué dinero será intercambiado los activos (en este caso, las divisas que intercambiaremos). No obstante, sufrirá riesgos si la cantidad pactada es inferior a la cantidad real del valor de las divisas en los mercados financieros. Por esta razón, podemos decir que se trata de un instrumento inflexible ya que, una vez fijado el precio no se podrá saber su liquidación final hasta el vencimiento.

Por otro lado, como es notable, el riesgo recibido por las entidades financieras es superior ya que éstas tienen que esperar a que se cumpla el plazo (o vencimiento, como se le llama en este tipo de casos). Por eso se dice que el riesgo en el que incurren los bancos o entidades financieras es alto o de insolvencia, ya que hasta el vencimiento de la operación que se ha formalizado no se sabe la liquidación por diferencias que se obtendrá.

David Mendez No hay comentarios

¿Es mejor invertir en índices o en acciones?

La mayoría de veces que estamos dispuesto a usar nuestros ahorros para invertir, no sabemos en qué producto financiero lo podemos hacer. Nos salen muchas dudas al respecto, por lo que hoy te vamos a aclarar las dudas entre dos activos diferentes: los índices y las acciones.

Para empezar, debemos conocer qué es cada cosa. Un índice bursátil es un índice que se toma como referencia y que está formado por un conjunto de valores que cotizan en una bolsa de valores. Por otro lado, las acciones son partes representativas del capital social de una empresa, normalmente de una sociedad anónima.

La inversión en índices bursátiles se basa en la inversión en fondos de inversión que los replican, es decir, que realizan las mismas acciones que ellos. En cambio, las inversiones empresariales tratan de obtener rentabilidad mediante la diferencia de venta de la acción con su valor real emitido por la empresa en un momento determinado en el pasado.

Sabiendo esto, ¿qué diferencia una inversión de otra y cuál es mejor?

Diferencias entre la inversión en índices y en acciones

Como hemos dicho, la inversión en índices bursátiles supone invertir en lo que viene siendo un índice bursátil completo: es decir, no se invierte en una empresa concreta del índice bursátil (como Inditex, Telefónica, ...) sino en ese mismo índice. Por ejemplo, se invertiría en el IBEX35, NASDAQ 100, entre otros.

Esto puede suponer una ventaja, puesto que si invirtiéramos en una acción deberíamos de invertir en una empresa concreta del índice. En cambio, invirtiendo en el índice diversificamos el riesgo ya que se invierte en todas las empresas a la vez. De este modo, el riesgo de la cartera se verá reducido al invertir en índices bursátiles antes que en acciones.

Y esto nos da paso a otra ventaja de la inversión en índices: si inviertes en una sola empresa y el valor de sus acciones decae, perderás más dinero. Por este motivo, también se recomienda invertir en diferentes índices bursátiles de diferentes países.


Por otro lado, los índices bursátiles no suelen dedicarse únicamente a un sector (hay algunos activos que sí, como los ETFs). Esto puede suponer una ventaja, pues no tendremos que preocuparnos en saber en qué sector invertir, qué empresa lo hará mejor, o estar pendiente de lo que hace para saber si nos conviene seguir invirtiendo o no. Como hemos dicho, se trata de un índice general, normalmente de un grupo de empresas de una economía. En el caso del IBEX35, podemos encontrar diferentes empresas de diferentes sectores, por lo que el riesgo y la incertidumbre se ven reducidos.

Invertir en índices también limita la rentabilidad potencial que puede obtenerse. Es una de las principales desventajas que podemos encontrar.

Sabiendo estas diferencias, ¿dónde es mejor invertir?

¿Dónde es mejor invertir?

Obviamente, la decisión final de donde invertir la decide el inversor, aunque podemos dar algunos consejos sobre cuál es la mejor opción.

Para determinar en qué invertir, tenemos que tener en cuenta el tamaño de la cartera, nuestra capacidad de ahorro, el dinero disponible y la capacidad de añadir más dinero a nuestras inversiones.

De este modo, las inversiones con diversificación son la clave. No por esto debemos inclinarnos únicamente por la inversión en índices. Si tenemos una buena estrategia para invertir en acciones, podemos dedicar diferentes cantidades de dinero a acciones. En cambio, si nuestra capacidad monetaria o nuestros ahorros son escasos, podemos optar por la inversión en índices.

En el caso de que empecemos a obtener rentabilidades por la inversión en índices (no obtendremos mucho en comparación con una estrategia de inversión en acciones) o empezamos a tener mayores ahorros y queremos invertirlo, la estrategia en acciones será una buena opción.

David Mendez No hay comentarios

Consejos para invertir en índices y obtener beneficios

Cuando hablamos de índices bursátiles hacemos referencia a la inversión en un ratio (al completo) que depende de otros parámetros que cotizan en bolsa y del que hace que dicho valor varíe. De los más conocidos en el territorio español encontramos el IBEX 35, y otros como el FTSE 100 ó el NASDAQ.

Hoy te vamos a contar en qué consiste la inversión en índices bursátiles, si es rentable invertir en ello y cómo lo debemos hacer.

¿Es rentable invertir en índices?

Obviamente, una inversión sin apenas riesgo es casi imposible. Cualquier inversión que hagamos en la vida, por escasa que sea, viene acompañada de algo de riesgo. Por ello, es importante mencionar que, aunque el riesgo en los índices bursátiles es bajo, cabe la posibilidad de que encontremos cierto riesgo.

En cambio, tenemos que decir que cuando se invierte en un índice bursátil se invierte completamente en todo el índice. Es decir, que si tomamos como ejemplo el IBEX35, la inversión se realizará sobre el IBEX35 y sobre cada una de las empresas que lo componen. A diferencia de otras inversiones, esto supone una ventaja enorme ya que no tendremos tanto riesgo como si se invirtiera en otros activos.

La rentabilidad que nos pueden ofrecer los índices no es tan elevada como nos puede ofrecer otros activos financieros. Como decimos, el riesgo que se asume es mínimo, ya que, además, está diversificado. Esto es lo que provoca que las rentabilidades ofrecidas por los índices no sean grandes.

No obstante, si somos inversionistas principiantes y no contamos con mucho capital, la inversión en índices es una de las mejores opciones para obtener una rentabilidad medianamente considerable y sin asumir grandes riesgos.

¿Cómo invertir en índices correctamente?




Para poder invertir en índices, debemos hacerlo a través de unos fondos cotizados. Estos fondos son los llamados ETFs (Echange Traded Founds) y si queremos invertir en índices tendremos que hacerlo a través de estos activos financieros. Es decir, los ETFs conecta la inversión de los fondos cotizados o índices con los interesados en invertir en ellos (inversionistas).

Una vez que hayamos encontrado el ETF correcto o la forma de invertir en uno de estos indicadores, lo siguiente que tendremos que hacer será seguir la evolución del fondo cotizado. A diferencia de otros activos financieros, podemos tener un seguimiento muy detallado de la evolución de dicho indicador.

Para ello, tenemos que saber que la inversión en índices nos permite conocer en tiempo real cuál es su cotización. Esto nos permitirá obtener información a tiempo real sobre los movimientos que se vayan realizando en el mercado, así como los picos más relevantes que se vayan originando.

Puesto que esto funciona así, podemos comprar o vender este tipo de activos en cualquier momento, lo que nos permitirá obtener una rentabilidad cuanto antes, o evitar que tengamos pérdidas cuando tengamos dudas sobre la inversión en estos activos.

Dependiendo de dónde adquiramos el ETF, tendremos a nuestra disposición un seguimiento real de la información de dicho activo en su mercado correspondiente como hemos dicho. Además, la Inteligencia Artificial ha avanzado y ha permitido conocer con antemano predicciones futuras acerca de la evolución de dicho activo. De este modo, podremos adelantarnos a los sucesos que vayan a ocurrir con este activo.

Por último, deseamos advertir que la inversión en ETF, como ya hemos dicho, no es del todo segura. Para evitarlo, es recomendable que diversifiquemos nuestro riesgo probando a invertir en diferentes índices bursátiles de diferentes países, lo que nos asegurará que no todo el riesgo se concentre en un único indicador.

Por lo general, si somos inversores principiantes, este tipo de activos son ideales, ya que no requeriremos grandes cantidades de dinero para empezar a ver algo de rentabilidad.

David Mendez No hay comentarios

Claves para invertir en acciones con éxito

Hacer una buena inversión nunca es una tarea sencilla, y quien sea inversionista sabe de lo que estamos contando. En general, acertar con una inversión no es tarea fácil. Por ello, si quieres aprender a invertir, te vamos a comentar algunas de las claves más importantes de la inversión en acciones.

Para empezar, tendremos que saber que las acciones representan partes representativas del capital social de una empresa. El poseedor de una acción tendrá el derecho de decidir algunas decisiones que tome la empresa (depende de la parte representativa de acciones que tenga). También, las acciones pueden ser compradas y vendidas en el mercado de valores.

En este punto es donde aparece la inversión en acciones, por lo que es importante tener en cuenta ciertas claves para hacerlo de la manera correcta. Que tengamos en cuenta estas claves hará que invirtamos de manera correcta en acciones o no. Te lo contamos.

¿Cómo invertir en acciones correctamente?

Estas son las recomendaciones básicas para realizar tus propias inversiones de forma correcta y conseguir beneficios.

Controlar los gastos

Cuando decidimos empezar a invertir a través de un bróker (o intermediario financiero) tendremos que tener una cuenta de valores en la que se detallen toda la información relacionada a la compra-venta de acciones y de los dividendos que hayamos obtenido.

Una vez tengamos esto en cuenta, tenemos que tener claro los gastos derivados de invertir en bolsa, que son dos:

  • Gastos de intermediarios (por la entidad financiera o bróker): encontramos la comisión por compraventa de valores, comisión de custodia de valores y las comisiones sobre el cobro de dividendos.
  • Gastos del mercado: encontramos un canon de contratación y un canon de liquidación. Los gastos de mercado dependen de la Bolsa, y no del bróker.

Como consejo, indicamos que tenemos que tener controlados todos estos gastos que se derivan cuando efectuamos una operación en Bolsa. Tenemos que tener claro con quién vamos a realizar la operación (intermediario) y los gastos que vamos a tener, para evitar que anule la rentabilidad que podamos obtener.

Tener claro tu estilo de inversión

A la hora de invertir también tenemos que tener claro el estilo de inversión que vamos a seguir. Encontramos dos, principalmente:




1. Trading

Por un lado, el trading pretende realizar inversiones a corto plazo. Para ello, este estilo de inversión pasa por sacar provecho de las diferencias de valorización de las acciones. Las ganancias se originan por la diferencia de un activo de un período a otro, es decir, por la diferencia que se ocasiona entre su compra y su venta.

Las ganancias que se originan del trading son pequeñas, ya que las inversiones que se realizan son al corto plazo y el riesgo es casi nulo. Por ello, para que obtengamos ganancias considerables operando por trading será necesario que invirtamos una gran cantidad o hagamos un seguimiento continuo de la situación.

2. Value investing

Por otro lado encontramos el value investing (o la inversión en valor), que trata de realizar inversiones a largo plazo y con un estudio detallado de la situación. Al contrario de lo que sucede con el trading, el value investing se basa en analizar a las empresas en las que se invierte y mediante análisis fundamental, elegir cómo y cuándo invertir.

Este estilo de inversión conlleva menos riesgo ya que, supuestamente, se ha analizado la situación de diferentes empresas y nos hemos quedado con la más efectiva.

CONSEJO: recomendamos que tengamos en cuenta criterios sobre si necesitamos el dinero que vamos a invertir, cuánto vamos a invertir y si estamos dispuestos a asumir riesgos. De esta manera, asumiremos un estilo de inversión u otro.

Tener una buena estrategia de inversión

Una estrategia de inversión nos permitirá seguir unas pautas para invertir de la mejor manera y obtener así la máxima rentabilidad disponible. Podremos crea nuestra propia estrategia o seguir una de las creadas por los grandes conocedores de la materia.

No obstante, lo que sí que tenemos que tener claro son los objetivos que queremos alcanzar, cómo los queremos alcanzar y evitar en toda medida las pérdidas que se puedan ocasionar. Los criterios que establezcamos en nuestra estrategia dependerá mucho de estas medidas que hemos dicho, y también del riesgo y la rentabilidad que queremos asumir.

A mayor riesgo, mayor rentabilidad; y viceversa, a menor riesgo, menor rentabilidad. Por ello, aconsejamos que tengas en cuenta estos criterios a la hora de seleccionar una estrategia de inversión que mejor se ajuste a tus necesidades y a tus preferencias.

David Mendez No hay comentarios

¿Cuáles son los mejores bancos para operar en bolsa?

A la hora de operar en bolsa es necesario que tengamos ciertos aspectos para no perder dinero o hacerlo de la mejor manera posible. Operar en bolsa no es una operación sencilla y requiere, además de paciencia, dinero con el que invertir y un bróker con el que hacerlo.

Un bróker es una persona o institución que actúa como intermediaria a la hora de realizar operaciones de compra-venta de activos financieros. Pues bien, los bancos también pueden ejercer esta función, y son muchos los usuarios que se inclinan por estas instituciones financieras para realizar sus operaciones.

No obstante, cada banco coloca sus condiciones que vea oportuna por el servicio que ofrece, haciendo competencia a los demás que ofertan sus servicios.

Para hacer la tarea más fácil a la hora de buscar qué banco es mejor para poder operar en bolsa vamos a recomendar qué bancos son son los mejores. Para ello, nos vamos a servir en 3 parámetros: el tramo de dinero a partir del que podemos realizar inversiones, la comisión que se llevan los bancos y los dividendos que arrojan.

6 Bancos para operar en bolsa

La lista que presentamos a continuación no pretende ser de mejor a peor, sino una lista de "los mejores" bancos en los que operar, sin ser uno mejor que otro, sino las mejores opciones entre las que hay.

Caixa Bank (Bolsa abierta)

En la Caixa podemos encontrar unas tarifas especiales si queremos realizar las operaciones de inversión con este banco. En concreto, encontramos:

  • Pack iniciación (hasta 6000€ de inversión): a través de este pack se nos cobrará una cuota de comisión de 7'26€/mes.
  • Pack avanzado(más de 6000€): se nos cobrará una cuota de comisión de 12'10€/mes.
  • Pack experto: en este pack son para inversiones superiores y si queremos un asesoramiento más pro. Se nos cobrará una cuota de 24'20€/mes.

En todos ellos tendremos un dividendo de 0'20%, con un mínimo de 1'20€.

BBVA

En el BBVA sucede como en la Caixa, tenemos unos dividendos de 0'35%, con un mínimo de 1'20€. En cuanto a lo que nos cobran en comisiones tenemos:

  • Para inversiones hasta 1999€: una comisión de 5€ por operación.


  • Para inversiones de 2000€ hasta 20000€: comisión de 10€ por operación realizada.
  • Para inversiones de más de 20000€: comisión de 10€+0'25% del exceso de dinero de 20000€ invertido.

Bankinter

Otra muy buena opción es la del Bankinter. Eso sí, tenemos un cobro de correo de 0'42cts. Obtendremos unos dividendos del 0'25% y un mínimo de 1'20€. En cuanto a las comisiones que se nos cobrarán:

  • Inversiones de 0 a 90000€: se nos cobrará una comisión de 8€
  • Inversiones superior a 90000€: comisión de 0'5%

EVO Banco

En Evo banco obtendremos un dividendo de 0'25%, con un mínimo de 1'5€.

Además, no existen tramos de cantidades para las inversiones, cobrándonos un 0'25% de comisión (eso sí, un mínimo de 6€, que quiere decir que si no se cobran mínimo 6€ por la inversión, tendremos que pagarlo hasta llegar a dicha cantidad).

ABANCA

Tenemos unos dividendos de 0'25% con un mínimo de 2€ (cosa que diferencia a los demás). En cuanto a sus comisiones:

  • Para inversiones hasta 10000€: pagaremos 9€.
  • Inversiones superiores a 10000€: 0'15% sobre el efectivo que hayamos invertido.

Banco Sabadell

Sabadell es uno de los bancos que más comisiones tiene: 0'60% (cobrándonos un mínimo de 12€, que en caso de que no lleguemos se nos cobrará igualmente). En cuanto a los dividendos tenemos un 0'35% con un mínimo de 3€. Por otro lado, tenemos unos gastos de corretaje de 0'25% sobre el efectivo de la operación (siendo el cobro mínimo de 5€).

David Mendez No hay comentarios

Brokers etf: qué son, funcionamiento y comparativa

Bien sabido es que el mundo de la bolsa de valores es muy amplio, y que existen multitud de productos financieros con los que poder realizar operaciones. En este artículo vamos a hablarte en concreto de uno de ellos, que son los ETFs.

¿Qué son y cómo funcionan?

Cuando hablamos de ETF (Exchange Traded Funds, por sus siglas en inglés) hacemos referencia a fondos de inversión que cotizan en bolsa. Puesto que pueden cotizar en bolsa, podemos decir que un ETF actúa como una acción, en la bolsa.

Puesto que, como acabamos de decir, el ETF es un fondo de inversiones, el precio del ETF será el compuesto por la suma del precio de los elementos que contienen a dicho fondo. Por ello, si se incrementara alguno de los elementos que componen el fondo podemos decir que el precio del ETF en general también subirá. Sucede lo contrario cuando el precio de alguno de los componentes baja.

Para poder entender cómo funcionan los ETFs debemos saber que tienen una estructura mixta. En primer lugar tenemos que es un fondo de inversión a capital abierto (lo que permite suscripciones y reembolsos a realizar en el mercado primario de sus activos). En segundo lugar, el producto financiero se puede intercambiar o realizar operaciones con él en el mercado secundario (en la bolsa). Esto último permite a los ETFs poder regular su oferta y aumentar o disminuir dependiendo de la demanda que tengan.

No obstante, no para todos los inversionistas manejar este tipo de productos es tarea fácil. Los intermediarios financieros (brókers) son los que se ponen medio de estos movimientos para ofrecer estos productos a los posibles compradores. Por eso, vamos a comentar algunos de los mejores brókers que podemos encontrar para operar con ETFs.

¿Cuál es el mejor bróker para operar con ETFs?

Aquí puedes encontrar los brokers más indicados para realizar tus operaciones con ETFs:

DeGiro

Para poder operar con ETFs, sin duda alguna DEGIRO es una de las mejores opciones. Podremos realizar operaciones con 6000 ETFs por cada orden que hagamos, con unas comisiones que son de 2€ + 0'02% sobre el valor nominal para cualquier importe (unos 2'40€). Encontraremos muchas veces que podremos realizar operaciones con ETFs sin comisiones algunas.




La custodia y el canon de bolsa está incluido en la tarifa básica a la hora de operar con estos activos. Además, contaremos con la seguridad del organismo de AFM (de Holanda) para poder realizar movimientos.

XTB Online trading

Otro de los brókers más utilizados para estos activos es XTB. En cuanto al coste por orden ya empieza a incrementarse, siendo de 4'99€ por orden, en el que se incluyen unos 240 ETFs.

El precio por orden se justifica por otras ventajas que nos ofrece este bróker, y es que no tendremos que realizar un depósito mínimo, como tampoco tener que pagar comisiones por su custodia. Contaremos con una máxima seguridad en nuestras operaciones por la supervisión de organismos como CNMV, FCA, BaFin, etc.

El broker incluye también una demo gratuita (xStation) en la que poder hacer pruebas antes de hacerlo en el mercado real, para ir probando.

Bankinter

Por otro lado tenemos a Bankinter, que nos ofrece a buenos precios unas buenas operaciones. Podremos realizar 800 movimientos de ETFs por cada orden, a un precio de 3'95€ la orden.

Además, podremos realizar operaciones de ETFs con o sin apalancamiento, dependiendo del tipo de producto que queramos con exactitud. También contaremos con la supervisión del CNMV para realizar nuestras operaciones.

 

Ahora que ya conoces cómo operar con estos brokers, te recomendamos que consultes los consejos para invertir en ETF apalancados y obtener la mayor rentabilidad posible a tu negocio.

David Mendez No hay comentarios

¿Cuáles son los brokers más baratos para operar en bolsa?

Operar en bolsa se ha convertido en una de las prácticas habituales y de moda que usan los inversionistas novatos o particulares que tienen dinero apalancado. Usan el dinero que tienen en ahorro para poder invertirlo en activos financieros que le reporten rentabilidades futuras.

Sin embargo, no tener conocimientos de la materia puede ser perjudicial para aquellos que estén iniciando o para aquellos que no tengan ni idea de cómo funcionan este tipo de operaciones. Un bróker es la solución cuando queremos recibir cierta confianza en las operaciones que realizamos, y necesitamos un intermediario para efectuar nuestras compras y ventas de activos.

No obstante, encontrar un bróker no suele ser tarea fácil: muchas veces nuestras necesidades nos limitan mucho a la hora de encontrar el que más nos guste. La mayoría de los casos lo que más buscamos son brókers baratos o que las prestaciones que nos ofrecen sean buenas en comparación a lo que pagamos.

Por ello, vamos a hacerte una lista con los mejores brókers baratos que hemos encontrado para que puedas operar en bolsa sin problema. NOTA: Todos estos brókers y sus precios se ven ajustados al realizarse 100 órdenes de operaciones a lo largo del año.

DeGiro

Este bróker tiene la ventaja de que no tiene coste anual, además de tener uno de los costes por orden más bajos en comparación con los demás (2'06€). En cuanto a otras de las características que podemos resaltar es que nos incluyen la custodia del dinero, así como el canon de bolsa. Por otro lado, tenemos un total de 500€ gratis en comisiones que nos cobrarán. Su depósito mínimo es de 0'10€.

Renta 4 Banco




Tendremos que hacer un pago anual de 15€ y teniendo unos costes por orden de 3€. Este es uno de los mejores brókers si, además de usarlo como intermediario, queremos aprender a invertir en bolsa ya que cuenta con una academia específica para poder enseñarnos. Además, nos transmite cierta seguridad, ya que está regulado por el CNMV y nos permite acceder a planes de trading con tarifa plana de multitud de productos financieros (acciones, CFDs, ETFs, divisas, etc...).

XTB

En este caso, el coste anual se minoriza siendo de 0'25€, aunque sus costes por orden suben hasta 3'99€ por cada operación realizada. No obstante, este bróker obtiene buenas prestaciones a la hora de la práctica: no tenemos que hacer un depósito mínimo, podemos operar con diferentes activos financieros, nos incluye el canon de bolsa y contamos con la seguridad de la vigilancia del CNMV para nuestras operaciones.

Self Bank

Si en vez de operar mayoritariamente con acciones prefieres un bróker para poder ejecutar compra-ventas de ETFs, te recomendamos Self Bank. Nos cobrarán 3'95€ si queremos realizar alguna orden, aunque podremos incluir un total de 500 ETFs por orden efectuada (el precio varía dependiendo de la cantidad de dinero a mover). Entre otra de las características a destacar es que cuenta con una plataforma de trading para hacer nuestros movimientos, además de un servicio "Pro Real-Time".

Bankinter

Otro de los brókers para operar con ETFs más importantes y económicos que podemos encontrar es el de Bankinter. Nos cobrará la cantidad de 3'95€ por orden que vayamos a realizar, pero teniendo la oportunidad de efectuar 800 ETFs por orden realizada. A diferencia del anterior que no se nos cobraba nada, este bróker nos requerirá el pago de 0'04% en cuestión de comisión de custodia de forma trimestral, sobre la media de valor efectivo.

 

Ahora que ya conoces cuáles son los brokers más baratos, ya puedes realizar tus operaciones con el mínimo coste posible. Recuerda que si no tienes experiencia o posees dudas sobre cómo invertir, es mejor acudir a un asesor financiero que nos ayude.

David Mendez No hay comentarios

Los mejores brokers para invertir en CFD

Actualmente, invertir en bolsa con diferentes activos financieros es una actividad más que común gracias a las diferentes oportunidades y ventajas que nos ofrecen los operadores por Internet.

Existen multitud de activos financieros en los que poder operar, pero hoy nos centraremos en los CFDs o Contratos por Diferencia (Contract for Difference, en inglés). Esta inversión consiste en operar por la diferencia de precio que existe en un activo desde que existe su apertura hasta el momento de cierre del contrato de dicho activo.

La gran ventaja de este tipo de activos es que realmente no pagas el importe total por el activo en su momento de apertura, sino de un porcentaje mucho menor, obteniendo una rentabilidad en cuestión de ese porcentaje invertido. Digamos que es como un beneficio en función de la confianza que has depositado en invertir en dicho activo.

Pues bien, vamos a hacer un repaso de los mejores brókers que podemos encontrar de CFD para que podamos operar con ellos, ajustándose a las necesidades que nosotros tengamos.

MARKETS.COM

Ya habíamos hablado de este bróker en anteriores ocasiones (para la compra-venta de acciones u otros activos), pero lo volvemos a recomendar porque, además de que también trabaja con CFDs, las prestaciones que nos da son muy buenas. Cuenta con una plataforma Webtrader propia, además de poder hacer nuestras gestiones a través de nuestro smartphone con sus aplicaciones para iOS y Android. No obstante, debemos mencionar que tiene un capital riesgo en el que el 76'6% de los operadores pierden dinero. Además, su regulación es el CySEC, que nos da cierta seguridad, pero podría ser mejor si fuese la Comisión Nacional.

XTB online trading




Si lo que queremos es realizar operaciones con un poco más de presupuesto, XTB es nuestra solución: tendremos que realizar operaciones con un depósito mínimo de 500€. Además de contar con aplicaciones para móviles, contamos con la regulación de diferentes organismos como lo son el FCA, el CNMV e IFSC (lo que nos da más seguridad a la hora de realizar los movimientos). Eso sí, el capital riesgo asciende al 80%, muy superior al bróker comentado anteriormente.

ActivTrades

Si por el contrario queremos realizar operaciones sin ningún depósito mínimo podremos operar a través de este bróker. Por comentar alguna de sus características, podemos decir que la seguridad de este operador es gracias a la FCA, y que los spreads que realicemos podremos hacerlo a partir de 0'5 pips.

Plus500

Otro de los brókers comunes que no podemos dejar pasar por alto es PLUS500. Además de operar con diferentes activos financieros, podremos operar con CFDs con un depósito mínimo de 100€, teniendo acceso a aplicaciones móviles para controlar los movimientos. Cuenta con una plataforma de trading propia, máxima seguridad (regulada por FCA, CySEC, ...) y la posibilidad de probar la plataforma en el que tendremos una cuenta con 40. 000€ de saldo y sin ningún límite de tiempo. Por sacar un fallo a esta plataforma, podemos decir que operan con un riesgo de 80'6%, lo que es importante a tener en cuenta si no somos inversionistas con aversión al riesgo.

Iq Option

Mencionamos otra de las plataformas de trading más conocidas por los expertos en la materia, y es Iq option. Además de operar con diferentes activos, podremos hacerlo de una forma muy fácil a través de nuestro smartphone en su plataforma de trading propia. Contamos con la ventaja de que podemos acceder a una cuenta demo totalmente gratuita en la que podemos tener un saldo de 10.000€ para empezar a realizar operaciones.

 

Ahora ya sabes cuáles son los mejores brokers para invertir en CFDs o contratos por diferencia. Con ellos podrás realizar tus operaciones para invertir fácilmente y conseguir los beneficios esperados. Si tienes dudas o necesitas más información es recomendable contactar con un asesor financiero que te explique el funcionamiento de estos productos.

Desirée No hay comentarios

Tipos de acciones

Dentro del contexto de la economía actual podemos encontrar diferentes tipos de acciones que permiten expandir y desarrollar una empresa, a la vez que suponen una gran fuente de ingresos para los inversores privados y para los grandes fondos de inversión. Pero no nos adelantemos, antes de conocer la clasificación de las acciones, repasemos la definición de acción y todo lo que abarca este concepto.

Cuando hablamos de una acción nos referimos a la unidad de propiedad de una empresa que se puede poner a la venta para los diferentes tipos de inversores. En otras palabras el valor total de la empresa se divide en unidades del mismo tamaño y cada una de ellas se conoce como una acción. También se denominan títulos o valores. Es importante saber que el valor de una empresa fluctúa y por lo tanto el precio de las acciones también lo hace.



Tipología de las acciones
Según su titularidad  Según su valor  Según su situación  Según los derechos 
Nominativa Sobre la par Desembolsadas Sin derecho a voto
Al portador A la par En cartera Ordinarias
Bajo la par Suscritas Preferentes
Rescatables

 Clasificación de las acciones

En caso de querer invertir y cotizar para luego venderlas debes saber cuáles son los tipos de acciones que conforman el mercado de valores. La clasificación de las acciones dependen de los derechos o beneficios que otorga al accionista así como el valor económico de las mismas.

Además una empresa puede decidir qué partes de la acción son redimibles, es decir que la empresa tiene el derecho a volver a comprar las acciones estableciendo un tiempo límite y un precio previamente fijado. Veamos a continuación todos los factores que pueden afectar a estos valores en función de los diferentes parámetros que se usan en el mercado financiero podemos encontrar diferentes clases de acciones:

1. Acciones según la titularidad

Aunque no todas las acciones son iguales, ni ofrecen los mismos derechos al inversor todas poseen el mismo valor si pertenecen a una misma empresa. Esta tipología de las acciones se subdivide en dos categorías las acciones nominativas y las acciones al portador:

  • Nominativa: este tipo de acciones llevan el nombre del inversor que las posee.
  • Al portador: a diferencia de las anteriores no incorporan el nombre de un accionista y el traspaso de la titularidad se verifica después de la transmisión del título.

2. Acciones según su valor

Atendiendo a esta clasificación encontramos dos tipos de acciones:

  • Sobre la par: como bien dice su nombre consiste en todas aquellas acciones que presentan un valor de cotización superior a su nominal.
  • A la par: en este caso son acciones que presentan un valor nominal equivalente o proporcional al de su cotización.
  • Bajo la par: esta clase de acción se define por tener el valor por debajo de la cotización.

3. Acciones según la situación

Este término económico puede variar mucho según la situación de adquisición y otras variables a tener en cuenta. Entre los tipos de acciones según el contexto y la situación distinguimos varias dinámicas:

  • Desembolsadas: son acciones por las cuales el inversor no tiene que desembolsar dinero o que las emiten en el momento en que se produce una ampliación de capital de la empresa.
  • En cartera: estas acciones según la situación son muy particulares, no tienen los derechos propios de las acciones y no son repartidas en dividendos a los inversores hasta que vuelven a ser adquiridas por algún socio, dado que son acciones emitidas por el negocio y que se han vuelto a adquirir.
  • Suscritas: estas forman parte del capital suscrito o social del negocio y su valor ha sido pagado por los accionistas.

4. Acciones según los derechos del accionista

Cada uno de los tipos de acciones define qué clase de acciones se emiten y en qué cantidades, en este caso hablamos de las acciones que se subdividen según los derechos que se otorgan al accionista o inversor, veamos cada una de ellas con detenimiento:

  • Sin derecho a voto: en este caso se trata de acciones sin voto no permiten participar en la toma de decisiones de la empresa. No obstante, si posees acciones sin derecho a voto sí que disfrutarás de otros beneficios como por ejemplo el cobro de los dividendos
  • Ordinarias: este tipo de acciones permiten ser propietario de una parte proporcional del negocio, así como de recibir los dividendos, tener derecho a voto en las asambleas y de estar al tanto de toda la información financiera de la empresa.
  • Preferentes: son un conjunto de acciones que ofrecen una serie de privilegios respecto a las acciones ordinarias. Entre otros este tipo de valores permiten a su dueño disponer de una jerarquía superior a la hora de cobrar los dividendos y de preferencia de cobro en caso que la empresa esté en proceso de liquidación o tenga problemas económicos. Pero, los acreedores siempre cobran antes que los accionistas, dado que los accionistas son los últimos en cobrar. En estos casos el valor de liquidación de las acciones puede estar prefijado o condicionado al valor de las acciones ordinarias.
  • Rescatables: esta clase de acciones lleva aparejado el derecho de amortización que puede realizar tanto la empresa emisora como el inversor. En dicha situación se determina un plazo de rescate en el cual el inversor deberá desprenderse de ellas.
Tania Díaz No hay comentarios

Aprende todo lo que debes saber para invertir en grafeno

El grafeno es una materia prima procedente del grafito. Es un material usado en la fabricación de numerosos componentes electrónicos pero también es utilizado en numerosos procesos productivos, como en medicina para la fabricación de prótesis o en aeronáutica y automoción para dar una mayor resistencia y durabilidad a diversos componentes.

El grafeno como activo para la inversión pertenece a lo que se conoce como mercado de commodities o materias primas. Las inversiones en grafeno se pueden realizar de varias formas. Si quieres aprender a invertir y obtener rentabilidades con este activo te contamos en esta entrada todo lo que debes saber para invertir en grafeno.

¿Cómo invertir en grafeno?

Las inversiones en grafeno se suelen realiza mediante la compra de acciones de empresas que cotizan en bolsa. Estas acciones pertenecen a empresa relacionadas con el sector del grafeno. Dentro de las empresas dedicadas al sector del grafeno podemos encontrar cuatro tipos de empresas en las que invertir. Empresa mineras, empresas productoras, empresas que realizan investigaciones con grafeno y las que lo utilizan en sus procesos de producción.

Empresas mineras

En primer lugar esta la opción de invertir en la compra de acciones de empresas mineras. Estas empresas son las responsables de realizar la extracción del grafito el componente del que se obtiene el grafeno.

Empresas productoras de grafeno

En segundo lugar se puede invertir en las acciones de empresas productoras de grafeno, que son aquellas que transforman el grafito en grafeno para su posterior incorporación en diversos procesos productivos.

Empresas que investigan con grafeno

Otra opción para realizar inversiones en grafeno es comprar acciones de empresas que realicen investigaciones con grafeno. Algunas de estas empresas ya cuentan con diversas patentes sobre algún componente que incluye el grafeno en su fabricación.

Empresas que utilizan el grafeno.




Por último están las empresas que utilizan el grafeno en alguno de su procesos productivos. Existen empresas de diversa índole y diversos sectores productivos que utilizan el grafeno en alguno de sus procesos de producción.

¿Por qué invertir en grafeno?

Estas son algunas de las mejores razones para decidirse a invertir en grafeno.

Material nuevo

El descubrimiento y uso del grafeno es relativamente reciente. De hecho a este componente se le dio nombre en el año 1994, lo que hace que muchas de las posibilidades del grafeno continúen hoy en día por descubrir o se encuentren en fase de desarrollo, a diferencia de lo que ocurre con otros materiales o materias primas. Por lo que según muchos expertos, este es el mejor momento para realizar una inversión a futuro en grafeno con la que obtener rentabilidad.

Aumento de la demanda

Hoy en día existen numerosas empresas que utilizan el grafeno en alguno de los procesos de su producción. Pero, además, muchas de ellas realizan investigaciones constantes sobre posibles usos y aplicaciones del grafeno. La demanda de grafeno no ha dejado de aumentar y todo apunta a que esta tendencia se mantendrá a lo largo del tiempo. Para muchos expertos el grafeno será en un futuro cercano, una de las inversiones con más rentabilidad del mercado de valores.

Versatilidad

El grafeno es un elemento muy versátil. Este es el principal motivo por el que esta presente en multitud de sectores y procesos de producción de las empresas. Desde la electrónica para la fabricación de piezas y baterías. La medicina en la elaboración de prótesis o la construcción en donde aparece en la composición de diversos material. Además, el grafeno forma parte de la fabricación de aviones e incluso satélites. Esta enorme versatilidad hace que el valor del grafeno no dependa de un único sector y su evolución económica. Confiriendo al grafeno una mayor estabilidad en el mercado.

 

La inversión en grafeno es una de las más importantes que se están realizando en la actualidad por la importancia que tiene este material. Si quieres saber más sobre la inversión en materias primas, puedes conocer las claves para obtener rentabilidades con commodities de la forma más sencilla.