David Mendez No hay comentarios

¿En qué consiste una Orden de Movimientos de Fondos (OMF)?

Seguro que habrás realizado a lo largo de tu vida una transferencia bancaria. Si aún no la has realizado, te podemos asegurar que la realizarás en poco tiempo: es el medio de pago más usual, junto a las domiciliaciones o pagos en efectivos.

Cabe destacar que dependiendo de cuándo queramos el dinero en la cuenta de destino, esta transferencia tendrá una denominación u otra: no todas son tratadas iguales, ni son llamadas iguales. En este artículo vamos a contarte qué son las OMF y cómo funcionan.

¿Qué es una transferencia bancaria OMF?

Posiblemente diciéndote transferencia bancaria OMF no te suene a los que nos queremos referir. Pero las Órdenes de Movimiento de Fondos (OMF) son más comunes de lo que piensas.
Una transferencia normal es la que se realiza de una cuenta de forma electrónica y sin que el usuario tenga que ejercer ningún movimiento físico del dinero. Una transferencia normal debe efectuarse en el plazo de 24 horas desde que se abona, mientras que una OMF actúa como una transferencia de carácter excepcional y debe ejercerse el mismo día en que el usuario la ejecuta.

¿Cómo funciona una OMF?

Entenderemos cómo funciona, primeramente, una transferencia ordinaria o "normal". El proceso es sencillo: las transferencias se rigen mediante un sistema compensatorio entre las entidades bancarias que se realice dicho movimiento de dinero. Es decir, que si paso el dinero de un banco A a un banco B, ambos bancos deberán anotar dichos movimientos de dinero y al final del día se deberán compensar el dinero correspondiente para que, en menos de 24 horas, depositar el dinero de la cuenta A a la cuenta B que recibe la transacción.

Este proceso se aligera o es casi nulo (que no corre tiempo) si la transacción se produce entre dos cuentas del mismo banco. Puesto que no se debe esperar a que se haga un reajuste de cuenta (ya que el dinero seguirá permaneciendo en el mismo banco) la transferencia se produce casi instantánea.


Estos movimientos de fondos se realizan mediante el sistema SNCE-2, pero para las Órdenes de Movimiento de Fondos (OMF) se sigue otro sistema: el TARGET-2. Estos movimientos se realizan mediante cuentas de tesorería del Banco de España.

Para que la transferencia OMF se puede efectuar entre dos bancos diferentes de manera eficaz y rápida, ambas entidades tienen que tener una cuenta disponible en la tesorería del Banco de España. El proceso sería el siguiente: si se realiza una transferencia del banco A al banco B, el banco A moverá el dinero desde la cuenta que tiene en el Banco de España a la cuenta de tesorería que tiene el banco B en el Banco de España.

Tiempos y plazos

Como hemos visto, las transferencias OMF son muy rápidas. Pero dependerá de una condición para que sea abonada en el mismo día en el que el cliente la efectuó. Y esta condición es que se haya realizado antes de las 16:00 horas en España.

La hora de la liquidación de transferencias OMF que ha establecido el Banco de España es a las 16h. En este sentido, las transferencias OMF antes de las 16 serán abonadas como máximo a esa hora en la cuenta del receptor. No obstante, las transferencias después de las 16h serán abonadas a las 20h o el día siguiente a primera hora de la mañana. Dependerá del volumen de transferencia que haya.

Cabe indicar que, debido a la comodidad de la rapidez de estas transferencias, las comisiones que se apliquen serán muy superiores a las que se realizan a transferencias ordinarias.

David Mendez No hay comentarios

Todas las novedades sobre la nueva ley hipotecaria

Tras haber pasado 1 año de la aprobación de la nueva ley hipotecaria que presento el Ministro de Economía del PP, ya podemos saber cuándo entra en vigor la nueva ley hipotecaria. Será a partir de Marzo de 2019 cuando los nuevos cambios, que siguen la normativa europea 2014/17/UE, intenten de proteger a los clientes que soliciten hipotecas en España.

No obstante, no todas las medidas claves que se pedían en Bruselas se han contemplado en el texto definitivo de España, y aún pasado tanto tiempo no se ha podido observar cambios a incluir en ella. Hablamos de medidas sobre la regulación sobre el sistema de cálculo del TAE, regulación de la publicidad referida a préstamos hipotecarios, normativa sobre evaluación de solvencia de consumidores y tasación de inmuebles, etc.

¿Qué cambios se han introducido en la nueva ley hipotecaria?

Entre los cambios que sí se han introducido en la nueva ley hipotecaria podemos encontrar los siguientes.

Gastos de hipoteca a cargo de los bancos

En primer lugar, las entidades bancarias o aquellos bancos que presten dinero van a tener que pagar todos los gastos relacionados a la hipoteca exceptuando el de la tasación (que corresponderá al usuario). En este sentido, tendrán que pagar gastos de notaría, gestoría, registro y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD).

He aquí la primera cuestión o duda: ¿beneficiará realmente al usuario que solicite un préstamo hipotecario? A primera vista parece ser que sí, pero suponiendo que las entidades van a tener que hacerse cargo de dicho pago, lo más normal es que trasladen dichos gastos a un aumento del interés a pagar, o en la cantidad que se le cobra íntegramente al usuario.

Menos deshaucios

En segundo lugar, la nueva ley hipotecaria trata de ayudar a que se detengan los desahucios mediante el retraso de las cuotas impagadas (prologando los meses en los que el cliente puede pagar).

¿Cómo lo va a realizar? De la siguiente manera: si durante la primera mitad del contrato se ha producido un impago que alcance el 3% del préstamo hipotecario o 12 cuotas mensuales, se podría poner en marcha el desahucio. Lo mismo ocurrirá en la segunda mitad del contrato pero cuando se produzca un impago de, a lo sumo, 7% del importe del préstamo o 15 cuotas mensuales.

Cabe mencionar que esta medida no entrará con retroactividad en los casos; es decir, que los casos en los que se haya abierto un procedimiento de desahucio no podrán salvarse mediante la modificación de esta Ley. La presente modificación solo tendrá efectividad para los casos que comiencen desde este instante.


Reducir costes de amortización

El tercer lugar, se pretende abaratar los costes de amortización anticipada de la hipoteca. Se hará del siguiente modo:

  • Hipotecas variables: primeros 3 años, comisión del 0'25% sobre el importe a adelantar. A partir del año 3, 0'15%
  • Hipotecas a tipo fijo: en los 10 primeros años, comisión máxima 2%. A partir del año 10, 1'5%.

Cabe destacar que estas medidas en concreto han sido aprobadas con carácter retroactivo: todas las amortizaciones anticipadas podrán acogerse a estas nuevas condiciones si así lo desean. Además, cabe mencionar que se reserva el derecho a las entidades financieras de poder aceptar o denegar el cambio de hipoteca que el usuario quisiese hacer.

Otros cambios importantes

Otros cambios importantes que se han introducido:

  • Los bancos no podrán obligar a sus clientes a contratar productos vinculados a una hipoteca (como domiciliar recibos o uso de sus tarjetas de crédito, para aprovechar que sus usuarios hagan operaciones en sus entidades).
  • Las subrogaciones y novaciones de préstamos hipotecarios serán gratuitas.
  • Los intereses por demora que se establecen en los préstamos hipotecarios van a ser, como máximo, 3 veces el precio oficial del dinero en ese momento.

Estos son los principales cambios que introduce la nueva ley hipotecaria aprobada por el gobierno. Sin duda introduce grandes cambios que favorecen al usuario por lo que es necesario conocerlos para ver si existe la posibilidad de beneficiarse de ellos.

David Mendez No hay comentarios

¿Es posible conseguir una hipoteca sin entrada?

Suena muy bien, y la verdad es que a día de hoy conseguir una hipoteca sin entrada es casi un reto para algunas personas. Hoy, te vamos a comentar en qué consisten estas hipotecas y cómo podríamos hacernos con una de ellas.

¿Qué es una hipoteca sin entrada?

Una hipoteca sin entrada se trata de un producto financiero en el que la entidad bancaria financia el total del valor de la vivienda y de sus gastos de escrituración, tanto del préstamo como de la vivienda que se ha adquirido.

Sin duda alguna, es un producto bastante apetecible tanto para los clientes (que era accesible para aquellas personas que no tenían grandes ahorros), como para los bancos, que se aprovechaba de las personas que aceptaban tales condiciones. Era toda una ventaja para aquellos que querían acceder a una hipoteca y no sabían cómo y he aquí el problema: suponía un riesgo para aquellos perfiles que accedían y no tenían los requisitos de solvencia que podrían exigirse en un primer momento.

A día de hoy y tras la crisis hipotecaria, este producto es difícil de encontrarlo en el mercado de las entidades bancarias. En todo caso, se encuentran hipotecas sin entrada denominadas hipoteca 100, que se encarga de cubrir el valor de la vivienda pero no de los gastos ocasionados.

Para evitar tener riesgos con este producto, lo más normal es que lo evitemos contratando una hipoteca convencional y lo financiemos de esta forma. De otra forma, podremos acceder a la financiación pero sin contar con un colchón de ahorros en el que podamos respaldarnos. Todo depende de lo solventes que podamos llegar a ser y de si el banco está dispuesto a cedernos una hipoteca de ésta envergadura.

Claves para conseguir el 100% de la hipoteca

Debemos advertir de que, actualmente, y tras la crisis hipotecaria que hemos vivido recientemente un banco no está dispuesto a financiar el 100% del total de una hipoteca. En todo caso, financia hasta un máximo de un 80%. No obstante, conseguir una financiación del 100% no es tan difícil.


Toma nota, pues te vamos a presentar algunas claves para poder conseguir dicha financiación:

Disponer de un buen perfil financiero

Sin duda, lo que motiva o mueve a los bancos a conceder o no una hipoteca de tales dimensiones es de tener un buen perfil financiero. Hablamos de un buen perfil financiero cuando el usuario presenta un sueldo estable y alto y algunos detalles que aseguren que pueda absorber la financiación que quiere recibir del banco, sin que éste incurra en muchos riesgos. Entre otras de las características, encontramos tener un contrato fijo en la empresa (y si es con antigüedad laboral, mejor), no tener préstamos sin resolver, no tener impagos o cobrar una media de 2700 ó 3000 euros al mes.

Contar con el apoyo de un profesional

Algunos profesionales como los servicios que ofrecen los intermediarios financieros o los brókers inmobiliarios sirve de mucho cuando intentan negociar con los bancos dichas concesiones. Igualmente, para poder ser ayudados por sus servicios deberemos pagar una comisión que tiene un coste entre el 1 y el 5% (aproximadamente, pues cada intermediario querrá cobrar lo que quiera) del capital conseguido.

Pedir hipoteca para comprar piso de bancos

Muchas veces, algunas entidades de crédito están dispuestas a ofrecer unas condiciones de financiación más atractivas e incluso a cubrir el valor de la compraventa para que se adquieran este tipo de productos financieros. No obstante, las hipotecas para pisos de bancos son hipotecas 100 (las vistas anteriormente), por lo que habría que negociar con el banco la financiación.

Ofrecer más garantías

Ofrecer garantías es algo que el banco valora muy positivamente. Alguna de éstas garantías puede ser el hecho de tener otro inmueble en nuestras manos que ya tuviésemos o contar con un avalista (una persona que, en caso de que no podamos pagar nosotros, responda a nuestras deudas en nuestro lugar). Dichas opciones son un riesgo para nosotros, puesto que si no tenemos suerte y sale mal, posiblemente pongamos en juego lo que hemos dado como garantía.

Eso sí, si nos sale bien puede ser que el banco nos avale una gran cantidad o incluso el 100% de lo que necesitamos. También hay que tener en cuenta que sí hay que tener dinero en ahorros, pues los gastos de hipoteca y compraventa suele rondar el 10 y 15% del valor de vivienda.

David Mendez No hay comentarios

¿Qué es y cómo se nacionaliza la banca?

Es importante conocer, en primer lugar, qué es y para qué sirve nacionalizar una banca. Posteriormente veremos sus beneficios y cómo se lleva a cabo el proceso.

Nacionalizar una banca o una entidad financiera o cualquier empresa privada es cambiar los propietarios de dicha empresa por otros que sean dependientes del Estado. En este sentido, se puede presentar la salida de los actuales accionistas siendo reemplazados por una personalidad jurídica dependiente del Estado.

De este modo, las decisiones que se tomen pasan a ser del Estado: se traspasa el control de la empresa y queda a manos del Estado las acciones que se vayan a tomar. Este proceso se le conoce también como expropiación, ofreciendo una indemnización a los propietarios iniciales por la pérdida de la titularidad de los bienes que se tenía. No obstante para que se lleve a cabo la expropiación, la iniciativa de compra debe ser por parte del Estado y no del titular de la empresa (entonces sería una compraventa). Entonces pasa a ser un banco público, ya que pasa a ser propiedad del Estado.

Beneficios de nacionalizar la banca

La nacionalización de la banca puede resultar de provecho para algunos, pero sobre todo para el Estado que se verá altamente beneficiado de los posibles beneficios que le puede arrojar dicha nacionalización.

En primer lugar, la nacionalización puede ayudar a las empresas que no son capaces de seguir adelante sin una ayuda económica o de un apoyo que los respalde. Quizá cambiando de accionistas se mantiene la estructura interna de funcionamiento de la empresa, pero con dinero inyectado que es capaz de soportar y ayudar las decisiones que decidieron tomarse.

En segundo lugar, también ayuda al Estado a mantener un mayor control sobre las acciones que se llevan a cabo a partir de esta expropiación. Conocer las acciones que se van a tomar o tener el control de ellas puede suponer un gran beneficio si pueden modificarlo o adaptarlo para dar mejores soluciones a ciertos aspectos de la sociedad.


Realmente, la nacionalización de la banca es una solución que beneficia al Estado y a los organismos públicos. Veamos ahora otro de los aspectos más importantes: el proceso de cómo se nacionaliza la banca.

¿Cómo nacionalizar la banca?

Como ya hemos indicado anteriormente, para poder nacionalizar la banca, ésta debe realizarse mediante una expropiación (que sea el Estado quien acuda a su rescate) y no mediante compraventa (donde es la empresa la que acude a que le ayude).

Se deberá decidir si la expropiación se va a realizar mediante expediente administrativo o mediante expediente legislativo. Puesto que cuando se realizan este tipo de control es para poder salvar de forma inmediata a una empresa, la expropiación se hará mediante ley, en concreto un Real Decreto aprobado por el Gobierno.

Tras su publicación en el BOE, se deberá establecer quiénes serán los propietarios nuevos de la empresa, cómo se relacionarán con los antiguos, la indemnización a antiguos propietarios, entre otros parámetros. Igualmente, modificaciones del funcionamiento de la empresa y la empresa en sí también deberá ser recogido en la Ley.

En cuanto a la indemnización que deberá pagarse a los antiguos propietarios queda a disposición de la Administración ajustar dicho importe. No obstante, el período de pago también depende mucho del juicio y de la duración del mismo. La expropiación y la magnitud de la ayuda que el Estado ha ofrecido determinará el plazo de pago de la indemnización, así como la cuantía última a pagar.

Este proceso suele ser corto y rápido, aunque hay casos famosos (como el de Ruíz-Mateos) en el que el tiempo se alarga.

David Mendez No hay comentarios

¿Qué es la oferta monetaria? M0, M1, M2, M3, M4

Conocer ciertos conceptos básicos de la economía es primordial para poder entenderla en su conjunto. El concepto de oferta monetaria es uno de ellos, y vamos a explicar qué es y por qué tiene la relevancia que tiene.

¿En qué consiste la masa monetaria?

En primer lugar, cabe mencionar que algunos manuales o algunos expertos tratan de la oferta monetaria como oferta de dinero, mientras que otros lo llaman masa monetaria. En definitiva, este concepto hace referencia a la cantidad de dinero que está en circulación en una economía o territorio concreto en un determinado momento del tiempo.

Dicha oferta de dinero viene determinada por el sistema bancario privado y el dinero que pone en circulación, así como el Banco Central del país que sea, de forma conjunta.

¿Cómo se genera la oferta monetaria?

La oferta monetaria es generada gracias al concepto de base monetaria. La base monetaria, a su vez, se compone del dinero que hay en efectivo y del dinero que hay depositado en las entidades bancarias que conforman el sistema financiero y con el que se asegura la liquidez de los depósitos.

Otro punto a tener en cuenta es el dinero que el Banco Central obliga a tener en caja y que es obligatorio para todos los bancos que operan, no solo en España sino, en la Unión Europea. Hablamos del concepto de coeficiente de caja, que es el porcentaje de dinero que deben dejar los bancos como reserva bancaria obligatoria.

¿Cuál es el alcance la oferta monetaria?

La oferta monetaria se origina como hemos indicado anteriormente, no obstante existen denominaciones que representan parte del dinero que se genera y del alcance que la oferta llega a tener. De esta forma tenemos:


  • M0: Se trata del total de dinero en circulación en efectivo (monedas y billetes) + El dinero bancario depositado en cuentas bancarias en los Bancos Centrales.
  • M1: M0 + Dinero que se ha depositado en las cuentas corrientes. Este concepto (el de M1) es el que se conoce estrictamente como oferta monetaria.
  • M2: M1 + Las cuentas de ahorros, cuentas de certificados de depósitos y cuentas similares.
  • M3: M2 + Los demás tipos de certificados de depósito y depósitos en moneda extranjera que no se contemplaba en los demás M (como el de yuanes, dólares, etc).
  • M4: M3 + Cuasidinero (título en papel que representa dinero pero no es en metálico y además es muy poco líquido, por ejemplo: pagarés).

El alcance de la oferta monetaria variará de una economía a otra: la situación económica del país determinará que la oferta monetaria sea mayor o menor. Además, el comportamiento de los bancos determinará que ciertos métodos de pago o ciertos depósitos sea más habitual en particulares o no, determinando enormemente cada término de la Oferta Monetaria en su conjunto.

No obstante, los conceptos son los mismos para entender en qué se basa el dinero que hay en circulación aunque, como hemos dicho, depende también de cómo esté estructurado su sistema financiero.

En el caso de España, el sistema financiero se rige según la Unión Europea que, en cierta medida, regula la cantidad de dinero que hay en la economía. Ésta, a su vez, es capaz de introducir o contraer la cantidad de dinero que circula, regulando a su gusto y a favor de la situación del país el dinero que hay en ella.

juanma caurin No hay comentarios

Los mejores créditos y préstamos rápidos en 2019

¿Necesitas dinero de forma rápida para por una urgencia o pagar alguna deuda pendiente? No te preocupes porque existen una gran cantidad de productos disponibles que te permiten disponer del dinero que necesitas en muy poco tiempo.

Por ello, aquí te presentamos cuáles son los mejores préstamos y créditos rápidos del mercado durante el año 2019. Podrás conocer cuáles son las características de cada producto para decidir cuál es el que más se adecue  tus necesidades. Después tendrás la posibilidad de acceder a sus correspondientes webs a través de los enlaces de cada marca y pedir información sin ningún compromiso.

Comparativa de los préstamos del mercado

¿Buscas financiación pero no sabes qué producto elegir? Aquí te presentamos una tabla comparativa con los mejores productos que puedes encontrar en la actualidad.

 CantidadPlazo de devoluciónTipo¿Acepta ASNEF?Enlace
Cashper 200 € - 2.000€ 7 - 30 días Crédito No Contratar ya
¡Qué Bueno! Hasta 5.000€7 - 30 días Préstamo personalContratar ya
Moneyman100 € - 1.200€5 días - 4 meses Préstamo personalNoContratar ya
Sol Crédito100 € - 1.000 €5 - 30 días CréditoContratar ya
Creditea500 € - 5.000€2 - 36 meses Línea de créditoNoContratar ya
Cetelem Hasta 60.000€8 añosPréstamo personalNoContratar ya
Younited CreditHasta 40.000€6 añosPréstamo P2PNoContratar ya

Aquí te presentamos los diferentes préstamos y créditos que puedes utilizar. Si quieres información, haz click en el enlace que deseas para poder pedir más información sin ningún tipo de problema.


  • Cashper Minicréditos online : Expertos en minicréditos online. Puedes obtener 500 € en menos de una hora. Permite solicitarlo si estás inscrito en Asnef. No es necesario presentar avales o garantías extraordinarias. Sólo es necesario justificar un ingreso recurrente (se puede solicitar el préstamo siendo pensionista, autónomo o desempleado), tener más de 21 años y una cuenta bancaria en España.
  • ¡Qué Bueno!: Ofrece créditos rápidos desde 1 a 900 € en 10 minutos. Perfecto si necesitas dinero urgente para afrontar un pago.
  • MoneyMan: esta entidad ofrece préstamos personales con un máximo de 5.000€. Se puede devolver en un plazo máximo de 48 meses y no ofrece la posibilidad para personas que se encuentran en Asnef.
  • Sol Crédito: Obtén desde 100 hasta 1.000 € al instante. El primer crédito al 0% de interés. Micro préstamos sin aval, garantías, ni comisiones.
  • Creditea: es una línea de crédito de un total de 5.000€ y con un plazo de devolución de 36 meses. Para ello, es necesario no encontrarse en la lista Asnef para morosos.
  • Cetelem: ofrece préstamos de grandes cantidades de dinero. La cantidad máxima es de 60.000€ y posee un plazo de devolución máximo de 8 años. No se admiten solicitudes de personas en Asnef.
  • Younited Credit: préstamos de hasta 40.000€ que se pueden devolver fácilmente en 6 años. No se pueden solicitar si estás inscrito en Asnef.
David Mendez No hay comentarios

¿En qué consisten los estabilizadores automáticos de la economía?

Se tiende a pensar siempre que las acciones llevadas a cabo por un Gobierno en sus políticas fiscales discrecionales son la única causa de los cambios que se producen en el saldo de ingresos y gastos que se originan en un país. Pero esto no es así, existen otras causas que hacen cambiar este sentido y son los estabilizadores automáticos.

¿Qué son los estabilizadores automáticos?

Los estabilizadores automáticos son las partidas de los presupuestos públicos que de manera automática se ven modificadas a causa de los cambios en el nivel de actividad.

Dependiendo de si se trata de la partida de ingresos o gastos encontraremos unos estabilizadores u otros. Los principales estabilizadores de los ingresos pueden ser los impuestos de los beneficios de las empresas, la renta de los trabajadores o el consumo de bienes y servicios. Por otra parte, uno de los principales estabilizadores de los gastos son las prestaciones que se dan a los desempleados en momentos de paro.

Otro punto a tener en cuenta es el momento o la fase en el que se encuentre la economía. Dependiendo de si se encuentra en recesión (o también llamado estancamiento) o expansión, los estabilizadores automáticos actuarán de una forma u otra.



  • Para fases de recesión, se disminuyen los ingresos fiscales, así como el desempleo y por consiguiente el gasto público que se genera (al ceder más subsidios). Por consiguiente, el saldo presupuesario se ve afectado; el superávit será menor o, lo que es lo mismo, déficit.
  • Para fases de expansión, los estabilizadores, en este caso, generan mayores ingresos públicos y reducen el gasto, provocando que el saldo presupuestario salga favorable o en mejores condiciones (hay un mayor superávit público).

Cuando se produce alguna de estas acciones, podemos indicar que se ha modificado el saldo presupuestario a favor o en contra de la economía del país. En cualquier de los dos casos, podemos hablar de efecto estabilizador al efecto producido por lo estabilizadores automáticos que, como hemos indicado, no vienen a mano de las propias políticas fiscales discrecionales impuestas por los Gobiernos.

¿Para qué sirven los estabilizadores automáticos?

Los estabilizadores automáticos es algo que no se puede controlar. Obviamente, si fuera así sería no se llamarían "automáticos". Es un efecto que es producido de forma automática y que no depende del control humano para ello.

Lo que sí podemos controlar nosotros como personas son las políticas que se aplican en el país, pues dependiendo de la que se aplique el efecto del estabilizador será uno u otro. En cualquier de los dos casos (favorable o desfavorable), el efecto estabilizador tratará de favorecer o desfavorecer en la medida de lo posible el objetivo marcado por los Gobiernos a través de las medidas o de las herramientas que se han tomado para su actuación. Dicho de otro modo: los impuestos que se gravan de los beneficios empresariales (estabilizador de ingresos) o las prestaciones por desempleo (estabilizador de gastos) serán los estabilizadores que afecten a la economía y que irá conjuntamente a la medida que el Gobierno inicialmente haya marcado, independientemente de que ese haya sido su objetivo o no.

Por lo que, respondiendo a la pregunta, podríamos indicar que los estabilizadores sirven para estabilizar la economía de forma automática debido a las medidas que se han querido tomar conforme a unos objetivos previamente establecidos.

Elena Aucejo No hay comentarios

¿Cuáles son los beneficios de la banca pública?

Dentro del sistema bancario de un país encontramos diferentes entidades financieras cuyo objetivo es el control y administración del dinero. Los bancos se encargan principalmente de captar recursos en forma de depósitos y obtener de ellos el mayor rendimiento, además ofrecen como servicio el préstamo de dinero a particulares y empresas. Atendiendo a la propiedad del banco encontramos la banca pública, se trata de un tipo de banco cuyo participación mayoritaria es del Estado. 

¿Qué es una banca pública?

La banca pública son todas aquellas entidades financieras que son total o parcialmente del Estado. Se originaron para incentivar las inversiones en fondos sociales con el objetivo de crear empleo y potenciar la creación de empresas en industrias menos desarrolladas. Sin embargo, tras la crisis económica que azotó a medio mundo, la banca pública toma un papel más importante, ya que con el objetivo de sanear el sistema financiero el Estado intervino y nacionalizó algunas entidades financieras como las Cajas de Ahorro.

Al inyectar dinero público en las cajas de ahorro y bancos parte de la propiedad pasa a manos del Estado y se convierten en bancas públicas. Un ejemplo muy claro en España es Bankia, el Estado rescató con dinero público Caja Madrid y Bancaja, que más tarde formarían Bankia. El 60% de este banco es del Estado, por ello se considera banca pública hasta que cambie su situación.

Como hemos visto la banca pública se forma de dos maneras:

  • Se crea una entidad financiera con dinero público para intermediar socialmente.
  • A través del rescate bancario se inyecta dinero público en un banco y ser convierte en un banco público.

Ventajas de la banca pública

¿Por qué es recomendable contar con una banca pública? Los beneficios sociales es el principal reclamo de este tipo de entidad financiera, ya que vela por los intereses de toda la sociedad. Ofrece líneas de financiación pública a sectores sociales y económicos más desfavorecidos, potenciando la creación de empleo y nuevas empresas. Estas son las principales ventajas de implementar la banca pública en un país:

  • Ofrece servicios bancarios a un público más sensible.
  • Impulsa la creación de empresas porque invierte en la economía productiva.
  • La financiación es en condiciones preferentes con largos plazos de amortización e intereses ajustados.


  • Cualquier empresa, independientemente de su tamaño o sector, puede solicitar créditos en la banca pública.
  • La financiación a través de una banca pública es compatible con otro tipo de ayudas públicas para emprendedores.
  • La banca pública se rige por las políticas del Estado sin que intermedie intereses privados.
  • Además existe un marco legal que rige el sistema bancario público, lo que garantiza la transparencia en las acciones que se llevan a cabo.
  • No se producen procesos especulativos con activos bancarios como sucede en la banca privada. Por ello no se corre el riesgo adquirir activos tóxicos.

Desventajas de la banca pública

Pero no todos son beneficios, también encontramos una serie de inconvenientes que afectan a la banca pública:

  • Las tasas de rentabilidad son inferiores a la banca privada ya que no se busca obtener el máximo beneficio para el accionista.
  • En el aspecto administrativo la banca pública es mucho más lenta que los bancos privados, existe un proceso burocrático detrás.

En resumen, la banca pública está al servicio del interés público, muy diferente a lo que ocurre con la banca privada que solo rinde cuentas a sus accionistas.

Ejemplo de banca pública

Como hemos mencionado Bankia sería un ejemplo de banca pública debido a que la mayoría de sus acciones son del Estado, sin embargo la actividad que ejerce no se corresponde con la actividad propia de la banca al servicio del interés público. Cuando el SAREB adquirió Bankia con el objetivo de sanear sus cuentas, tenía el plazo de 15 años para vender sus activos tóxicos, está próximo dicho plazo y una vez que ocurra Bankia podrá volver a ser del sector privado.

Un ejemplo de banca pública que nace con el objetivo de garantizar la financiación a los sectores sociales y económicos más sensible es el Instituto de Crédito Oficial (ICO), es la principal entidad de banca pública que tiene España. Los productos ICO son los más demandados por emprendedores y autónomos debido a las ventajas que tiene este tipo de financiación, como hemos visto los largos periodos de amortización y los bajos intereses son el principal reclamo.

David Mendez No hay comentarios

¿Cómo cancelar un pago con tarjeta?

El pago con tarjetas bancarias ha facilitado mucho la vida de los consumidores. No es solo reunir todo el dinero que tengas en un solo documento portable, sino la posibilidad de poder pagar o hacer operaciones con dicho documento sin necesidad de que tengas que tener efectivo en mano.

Sí, es muy cómodo, pero también tiene sus inconvenientes. La comodidad de pagar con tarjeta ha supuesto poder realizar muchos pagos automáticos, inconscientes o simultáneos que quizá no queríamos realizar... Y, llegados a este punto nos planteamos: ¿se puede cancelar dicho pago que no queríamos haber realizado?

¿Es posible volver atrás en los pagos con tarjeta?

Respondiendo a esta pregunta y para tranquilizarte: sí, se puede volver atrás en los pagos con tarjeta. O lo que es lo mismo,  se puede cancelar el pago que se ha realizado con la tarjeta.

Eso sí, esta respuesta positiva tienes sus motivos y limitaciones. Se podrá reclamar el dinero siempre que haya un motivo aparente razonable y no haya transcurrido demasiado tiempo desde que se realizó la operación con la tarjeta. El principal objetivo de esto es seguir las reglas que el comercio ha establecido, así como exigir un mínimo de potestad a los consumidores.

¿Qué hacer para anular pagos con tarjetas bancarias?

Respondida la pregunta de si se puede cancelar un pago con tarjeta y bajo qué condiciones, toca saber cómo lo hacemos o qué hay que hacer para proceder a ello. Este proceso se divide en dos escenarios diferentes.

Pago con tarjeta en establecimiento comercial

En primer lugar, si se ha hecho una operación con tarjeta en un establecimiento comercial (ya sea para adquirir ropa, móviles, comida, ocio, etc) deberemos volver a la tienda con la mayor rapidez posible. Deberemos pedir al dependiente o encargado que detenga la transacción que acabas de realizar, así como que se devuelva el dinero que se haya pagado.

En el caso que esto no funcione o no puede hacerlo, deberemos de enviar una solicitud sobre la operación realizada indicando el importe que quieres recibir y por qué motivos. Esta solicitud deberá ser enviada tanto al comercio donde se haya adquirido el producto como al proveedor de la tarjeta con la que se efectuó el pago.


Normalmente, para el pago de este tipo de operaciones, el establecimiento suele estimar un período de 30 días para que se devuelva el importe íntegro de la compra. Transcurrido este tiempo, es posible que no podamos efectuar la devolución de dicho artículo, aunque podemos enviar la solicitud por si tengamos suerte.

Pago con tarjeta por Internet

Las compras por Internet o compras online han invadido los hogares. Es más habitual que la mayoría de las compras que se realicen sean mediante Internet, o incluso tengamos algunos pagos programados para que se realicen de forma automática (que queramos o no, es un pago que se realiza mediante esta tecnología).

Cabe decir que poder reclamar el dinero mediante una compra que se ha realizado por Internet es mucho más fácil, sencillo y rápido que una que se ha hecho presencialmente (en el establecimiento comercial). La ligereza viene de la facilidad de acceso a Internet que se tiene hoy día, con la posibilidad de cancelar un pago a un solo clic.

Eso sí, para poder realizar la cancelación deberemos de respetar los plazos establecidos por la tienda virtual en la que hayamos adquirido el producto. Este tiempo varía de establecimiento a otro, aunque suele verse pareado al período de los establecimientos físicos (aunque algunos establecen plazos superiores a 30 días).

En caso de no poder proceder a la cancelación de esta operación, podremos enviar una solicitud de la operación realizada, explicando lo sucedido y dando motivos suficientes para poder efectuar el pago de vuelta.

 

De esta forma, ya conoces qué debes hacer si quieres cancelar un pago con tarjeta, pero...¿qué pasa cuando me pasan un recibo al banco equivocado? Descubre cómo devolver un recibo correctamente y recupera tu dinero fácilmente.

David Mendez No hay comentarios

¿Puedo devolver un recibo que han cargado a mi cuenta?

La domiciliación de pagos es cada vez más frecuente y común entre los consumidores que tienen pagos periódicos y ven este método como una solución a tener que repetir varias veces la misma operación. Basta con que demos una orden a nuestro banco y a la entidad que genere el recibo para cargarlo directamente de nuestra cuenta bancaria personal.

Puede ser una gran remedio a dicha faena, pero también puede generar problemas. Muchas veces se hacen cargos a nuestra cuenta que no queremos, no nos corresponde pagar o están fuera de plazo. Por ello, deberemos de reclamar dicho recibo que ha sido cargado a nuestra cuenta.

¿Es posible devolver un recibo ya pagado?

La respuesta es sí, se puede devolver un recibo que ya se ha pagado. Pero claro, todo tiene su letra minúscula.

Los plazos de devolución varían dependiendo de que estén o no autorizados (con consentimiento) los recibos. En primer lugar, si existe un recibo de un pago domiciliado que tiene autorización, se podrá reclamar en un plazo máximo de 8 semanas desde que se realizó el cargo a la cuenta del usuario. Por otro lado, si la persona no ha autorizado el trámite de dicha transacción, el tiempo máximo de reclamación es de 13 meses (contando, también, desde que se inició el cargo).

En cuanto a las condiciones que se exigen para que nuestra entidad acepte la acción que se ha llevado a cabo:

  • Que la entidad bancaria o la compañía que ha realizado el cargo no especificaba el precio del producto o servicio de forma exacta.
  • Que la cuantía a pagar era superior a lo que el cliente se le había informado o salga de lo estipulado en el contrato que se firmó.

En estos casos, es recomendable que se compare cuánto ha cambiado de un mes a otro la cuantía del recibo que el cliente suele pagar. También se recomienda que, cada cierto tiempo (o incluso, si es posible cada mes), se revisen las transacciones que se han realizado a través de nuestro banco. En concreto, las domiciliadas para evitar que pasen este tipo de cosas.

Cabe destcar que, al igual que con los recibos, tenemos la posibilidad de cancelar pagos con tarjeta de crédito en determinadas situaciones.


¿Cómo devolver un recibo?

Llegados a este punto, lo que nos interesa saber es cómo proceder a la devolución de un recibo que no nos corresponde o que su cuantía no es la adecuada.

Podemos tomar diferentes alternativas para proceder a dicha devolución. En primer lugar, podremos reclamar la devolución de dicho recibo mediante la página web o app de nuestro banco. Muchas veces desde la propia aplicación de nuestro banco o en la página web podemos realizar la cancelación de dicho pago. Basta con que revisemos dónde se ha realizado los pagos e indicar que se devuelva el pago (el algunos casos, tendremos que justificar el por qué).

Aunque si esta opción no te ha convencido, puedes ir a lo tradicional y personarte a una oficina de tu banco y explicarles lo sucedido: devolver un recibo que no te corresponde, explicando los motivos y el por qué.

En ambos casos, las acciones que se pueden derivar son dos:

  • Que el banco acepte la transacción que has reclamado y en un plazo de unos 10 días te devuelva la cantidad que has solicitado. Dicho período puede variar, pues depende del banco en el que estés, sus condiciones y la entidad con la que has domiciliado el pago.
  • Que el banco deniegue la transacción. En este caso, deberás de ejercer trámites judiciales y/o extrajudiciales para poder reclamar el dinero en caso que ésta petición sea rechazada.

Ahora que ya sabes cómo devolver un recibo, es necesario que conozcas algunas de las posibles consecuencias. Si devuelves un recibo y la empresa que te lo ha cargado admite que se equivoca no ocurrirá nada. Pero si la empresa no está de acuerdo, aunque recibas tu dinero, te seguirás reclamando el importe que considera que le debes y puede llegar hasta la vía legal.

Por ejemplo, cuando ocurren divergencias entre las compañías telefónicas y los clientes, si devuelves el recibo y no pagas lo que debes. Además, de denunciar pueden incluir en las diferentes listas de morosos que existen, lo que te conllevará problemas a la hora de acceder a otros servicios del mismo tipo o te impedirá solicitar financiación bancaria.

Por ello, si alguna vez devuelves un recibo y la empresa no está de acuerdo, es recomendable que consultes si estás en una lista de morosos para saber en qué situación te encuentras en cada momento.