Tania Díaz No hay comentarios

¿Cómo funciona el mercado de commodities?

El mercado de commodities se basa en la compraventa de materias primas como activos. Cuando hablamos de materias primas relacionadas con el mercado de commodities, nos referimos a aquellos activos que, una vez obtenidos de la naturaleza, se utilizan en la fabricación de materiales y bienes consumibles. Es decir son materias primas tangibles y con un valor cuantificable.

El valor en el mercado de los commodities depende principalmente de la oferta y la demanda de cada materia prima y a nivel global. Por lo que a diferencia de lo que ocurre con otros activos de inversión, el valor en el mercado de los commodities, no dependen de tasas de rendimiento. Ni tampoco de valores presentes y futuros.

Si quieres aprender a invertir y saber más sobre el funcionamiento del mercado de commodities, continua leyendo esta entrada. Aquí te contamos qué y cómo se negocia en el mercado de materias primas.

¿Qué se negocia en el mercado de materias primas?

Dado su carácter global, el valor en el mercado de commodities de las materias primas se expresa normalmente en dólares. Además, es con esta moneda con la que se realizan las negociaciones sobre commodities. Así es cómo funcionan las negociaciones sobre commodities en el mercado de materias primas en función del tipo de activo.

Commodities procedentes de la agricultura

La evolución en su precio y su comportamiento en el mercado es el menos influenciado por la situación de la economía global. En cambio, uno de los aspectos que más influencia genera en el precio de los commodities procedentes de la agricultura es el cambio climático. Así como, determinadas situaciones meteorológicas.

Commodities procedentes de la ganadería

El comportamiento en el mercado de commodities de las materias primas procedentes de la ganadería se ve altamente influenciado por la situación y evolución de las materias primas de origen agrícola. Existiendo una clara correlación entre ambos valores y su situación en el mercado. Dado que la mayoría de materias primas de origen ganadero tienen en la agricultura su principal fuente de alimentación y sustentamiento. Por lo que un ascenso en la subida de los precios agrícolas, se traduce en un ascenso de las materias primas ganaderas.


Los commodities de energía

Los commodities de energía se ven altamente influenciados por la situación de la economía a nivel global, como el petróleo o el gas. Dado que habitualmente la economía a nivel mundial tiene un comportamiento cíclico, los commodities de energía siguen este mismo patrón en su evolución en los mercados. Además, las materias primas que suministran de forma alguna energía también se ven influenciadas por la situación política de determinados países. Especialmente aquellos que son productores de este tipo de commodities.

Commodities de metales preciosos

Los metales preciosos como la plata o el platino, son materias primas utilizadas en numerosos procesos productivos. Por lo que en su caso su evolución y funcionamiento en el mercado de commodities viene determinado, al igual que ocurre con otros tipos de materias primas, por la situación de la economía a nivel global.

En cambio, metales preciosos como el oro siguen otro tipo de evolución. La inversión en oro es idónea para épocas de recesión y crisis, por lo que su comportamiento en el mercado habitualmente sigue un patrón inverso al de la economía a nivel mundial.

Commodities de metales industriales

Al igual que ocurre con los commodities de energía, el valor en el mercado de las materias primas de metales industriales, sigue una evolución similar a la llevada por el economía a nivel global. Así como, por el crecimiento económico de determinados países productores de este tipo de materia prima.

 

Estas son las características del mercado de commodities y los productos con los que se puede negociar. Si crees que es un mercado interesante para ti, es recomendable que conozcas las claves para invertir en el mercado de commodities con el objetivo de obtener la mejor rentabilidad posible.

Tania Díaz No hay comentarios

¿Qué son los commodities?

Se denomina commodities a aquellas materias primas o bienes de consumo que cuentan con un valor y utilidad. Suelen ser productos genéricos y que se caracterizan ademas por su uniformidad y por no contar con una clara diferenciación entre si.

Los commodities pueden considerarse materias primas de bienes de consumo o un tipo de producto de inversión. Continua leyendo esta entrada para conocer con más detalle qué son los commodities, cuáles son sus atributos y cualidades y qué tipos de commodities existen.

Características de los commodities

Estas son las características de los commodities como materias primas y como producto de inversión. Así como, los diferentes tipos de commodities que existen.

Características de los commodities como materia prima

Los commodities como materia prima, cuentan con una serie de características comunes. Con independencia de cual sea su lugar de obtención o quien sea su productor.

  • Uniformidad. Los commodities tienen características similares con independencia de su lugar de origen.
  • Precios. Los precios de los commodities se fijan en el mercado global.
  • Mercados. Los commodities se pueden comprar y vender en cualquier parte del mundo y al mismo precio.

Tipos de commodities

Los commodities como materias primas se pueden clasificar en los siguientes tipos

  • Commodities de energía: Estos commodities son los combustibles como petróleo, carbón o el gas, o el diesel entre otros.


  • Commodities de metal: Estos commodities son los metales utilizados como materias primas en los procesos industriales. Como el oro, la plata el cobre o el platino.
  • Commodities agrícolas: Los commodities agrícolas son aquellas materias primas que tienen su origen en la naturaleza. Como por ejemplo el trigo, el maíz, el azúcar, el algodón o el café.
  • Commodities cárnicos: Este tipo de commodities esta formado por el ganado vivo de porcino o bovino. La leche o la manteca.
  • Commodities financieros. Dentro de este tipo de commodities encontramos los bonos o el Eurodollar.
  • Commodities de índices. Este tipo de commodities esta compuesto por los principales índices: El Nasdaq, Dow Jones o el Nikkei.
  • Commodities de monedas. Dentro de este tipo de commodities estarían el Euro, la Libra Esterlina, el Dolar o el Franco Suizo.

Características de los commodities como producto de inversión

Estas son las principales características de los commodities cuando se invierte en ellos.

  • Renta variable. Los commodities se consideran activos con un 100 por 100 de renta variable. Lo que los convierte en un tipo de inversión más arriesgada que la compra de acciones cotizables en algunos casos.
  • Volatilidad alta. Se considera que los commodities como materias primas que son tienen una alta volatilidad. Esta suele situarse de forma tradicional en torno al 30% anual. Lo que quiere decir que a lo largo de un año las cotizaciones de los commodities sufren una oscilación de precios media del 30%.
  • Retorno alto. Los commodities cuentan, tal y como ya hemos visto, con una alta volatilidad. Habitualmente se considera que los activos con un mayor riesgo generan también un mayor rendimiento. La alta volatilidad de los commodities los convierten en un producto de inversión con una  alta capacidad de retorno.
  • Influencia de factores externos: El valor en el mercado de los commodities se ve influenciado por diversos factores. Tanto factores relacionados con la propia materia prima, como factores ajenos a ella. Como pueden ser la evolución general de los mercados, la situación económica de determinados países, el clima o factores políticos.
  • Nivel de transacción alto. Dado que los commodities son utilizados como materia prima en la producción de todo tipo de productos y servicios, resultan altamente atractivos para todo tipo de inversores. Por lo que sus transacciones de compra y venta se realizan rápidamente y con mucha facilidad.
David Mendez No hay comentarios

¿Qué son los fondos cotizados?

Los fondos cotizados (ETF por sus siglas en inglés "exchange traded funds") se refieren a fondos de inversión colectivos que se basan en reproducir un índice. Es decir, se tratan de inversiones colectivas, donde pueden participar varias personas, con el fin de reproducir entre ellas un mismo índice y generar así ingresos.

Estos tipos de fondos funcionan igual que las acciones que se cotizan en bolsa, aunque también funciona cono un fondo de inversión normal. Entre las principales características, encontramos:

  • Los fondos son muy transparentes, ya que al participar en bolsa ofrece información en tiempo real de lo que está sucediendo y cómo cotiza en el mercado de valores dichos productos.
  • Hablamos de un producto bastante líquido. Como hemos dicho, se tratan de fondos que liquidan en el mercado como lo harían las acciones, pero sin serlo. Esto demuestra que da más liquidez y rapidez que un fondo de inversión tradicional.
  • Además, decimos que se asemeja mucho a las acciones ya que su régimen de fiscalidad es el mismo.
  • Existe una mayor certeza sobre el precio de compra del valor liquidativo de dicho fondo (mayor inmediatez).
  • Los ETFs nos posibilitan participar en la evolución de los principales mercados, por lo que podemos contar con una mayor diversificación de la inversión realizada.
  • Es fácil acceder a este tipo de productos, ya que el importe es mínimo (alcanzable por cualquier particular).
  • La rentabilidad de los fondos cotizados viene a manos de las plusvalías y, en la mayoría de los casos, con dividendos que nos dan por haber invertido en ellos.

¿Como invertir en fondos cotizados?

Invertir en fondos cotizados es una buena opción si somos un inversor principiante. También es una buena opción si no queremos incurrir en demasiado riesgo, queremos tener unos bajos costes y no nos importa recibir rentabilidad en el largo plazo.

En primer lugar, debemos mencionar algo que hemos dicho anteriormente, y es el concepto de índice. Este concepto hace referencia al conjunto de valores que cotizan en un mercado, reunido en este indicador y que se hace como ponderación matemática de todos los valores que operan. En el caso de España, el índice más representativo es el Ibex35, pues está formado por las 35 empresas españolas con mayor capitalización.


Cómo contratar un fondo cotizado

Los fondos cotizados pueden ser adquirido mientras intermediarios financieros (operadores financieros o entidades bancarias) o mediante brokers online (que evita que se tenga que pagar una comisión al intermediario o que ésta sea muy reducida).

Si eliges la primera opción, en el banco se te requerirá una cuenta de valores. Se trata de un producto donde se anotarán los movimientos que se hacen en un mercado financiero.

Horario de mercado

El horario en el que puedes operar en el mercado de 8:30 h hasta las 17:35 h (horario peninsular), cuando podrás vender o comprar dichos títulos. En caso que quieras entrar en periodo de subasta, tendrás que acudir entre las 8:30 y las 9:00 h.

Qué órdenes puedo realizar

Se pueden dar 3 tipos:

  • Órdenes limitadas. Permite fijar un máximo o mínimo a la hora de ejecutar una venta. Si queremos vender un ETF como precio mínimo de 20€, la operación no se ejecutará hasta que haya alcanzado como mínimo dicha cantidad. Lo mismo sucede para las compras.
  • Órdenes a mercado. Esta orden se realiza según el precio de cotización del mercado en el momento de dar la orden. Esto supone que no sabremos el precio de venta hasta su liquidación final (entra en juego la ley de oferta y la demanda).
  • Órdenes por lo mejor. La operación (ya sea compra o venta) se realiza al mejor precio en el momento que se ejecuta la operación.

 

Ahora que ya conoces los fondos cotizados, te recomendamos que sepas cuáles son los diferentes tipos de fondos inversión que puedes elegir para intentar obtener rentabilidades.

Amalia González No hay comentarios

¿Qué tipos de fondos de inversión existen?

Los fondos de inversión suelen clasificarse según el tipo de activos en los que predominantemente invierten, o por, tener alguna especial particularidad, o bien, por una combinación de ambos criterios.

Tipos de fondos de inversión

Aquí puedes encontrar la clasificación de los fondos de inversión teniendo en cuenta diferentes parámetros.

Según los activos financieros en los que predominantemente invierten

La razón de esta clasificación es que se ajusta al perfil del inversor.

Fondos de Renta Fija

Se trata de fondos que invierten fundamentalmente en renta fija. Por tanto, como en el caso de cualquier inversión en activos de renta fija la evolución del fondo tiene una correlación directa con la de los tipos de interés. Por otro lado, la rentabilidad está inversamente racionada con el plazo.

El perfil de inversor de estos fondos es conservador. Su objetivo es obtener alguna rentabilidad, con el mínimo riesgo posible. A este tipo de inversor le preocupa especialmente no perder el capital invertido.

Fondos de Renta Variable

Los fondos de renta variable se destinan a un perfil de inversor más orientado al riesgo. La razón es que los activos de renta variable o acciones, permiten obtener mayores ganancias, pero no constituyen deuda, sino títulos de capital de una empresa. Por tanto, en caso de crisis, sólo tendrán derecho al cobro de lo que quede después de haber satisfecho a todos los acreedores. Esto implica que los accionistas, o los titulares de participaciones de fondos de renta fija, además de obtener mayores ganancias que otros inversores, pueden perder las cantidades invertidas. En definitiva, el riesgo es mayor que existe una correlación directa ante el incremento del riesgo y la posible a rentabilidad.

Algunos de estos fondos están especializados por sectores, otros por zonas geográficas, incluso algunos fondos de renta fija se clasifican por las características del tipo de empresas en que invierten.

Fondos de Renta Mixta

Este tipo de fondos son soluciones intermedias, se orientan a perfiles que van desde aquellos que optan por un cierto riesgo, a aquellos próximos a los perfiles más arriesgados. La diversificación se realiza, estableciendo determinados porcentajes de inversión en renta fija o renta variable, que serán los que caractericen a cada tipo de fondo.Lógicamente cuanto mayor sea el porcentaje de inversión en renta fija el perfil del inversor al que se orienta el fondo estará más cercano del perfil conservador. Y viceversa.

Fondos de inversión garantizados

Los fondos garantizados son aquellos que aseguran el capital inicial invertido una fecha determinada. Este tipo de fondo, sin embargo, no asegura ningún tipo de rentabilidad.

En general estos fondos van destinados al perfil conservador. No obstante, es importante señalar que existen fondos garantizados, tanto de renta fija como de renta variable. Los primeros suelen asegurar también un rendimiento específico a fecha de vencimiento. Los segundos, aseguran el capital invertido y una rentabilidad asociada a acciones, índices, evolución de divisas o de mercados. Si bien, esta segunda parte se condiciona al cumplimiento de determinadas características establecidas en folleto de inversión.


Las inversiones garantizadas suelen requerir que la inversión se mantenga durante plazos, más o menos largos de tiempo.

Fondos monetarios

Este tipo de fondos centra sus inversiones en los mercados de deuda pública. Se diferencia de los mercados de renta fija en que se invierte en activos con plazo de vencimiento más cortos, que suelen ser inferiores a los 2 años y con una gran liquidez. Tienen como objetivo proteger el capital del inversor en todo momento.

Fondos de retorno absoluto

Son fondos que no poseen ningún índice bursátil de referencia para realizar sus inversiones. Persiguen un objetivo de rentabilidad para un determinado periodo y actúan con independencia de lo que hagan los mercados financieros, por lo que evitan las tendencias bajistas en las que se pueda ver envueltos. Los hedge funds, los fondos de inversión libre o fondos de inversión alternativa se engloban dentro de esta modalidad de fondo.

Fondos globales

Ese tipo de fondo está orientado al perfil más arriesgado. Se caracteriza por no tener definida de forma previa una política de inversión, una zona geográfica, o una moneda. Como ventaja, esta falta de condicionamientos permite que el fondo pueda ajustarse lo mejor posible a cada situación, siempre con el objetivo de obtener la mayor rentabilidad posible.

Según la distribución de los beneficios

Atendiendo a cómo se obtienen los beneficios en los fondos existen dos clases de fondos:

  • Fondos de reparto: también conocidos como fondos de distribución. Ese tipo de fondos se caracterizan por repartir dividendos, de forma similar a las acciones, con carácter periódico. Destacar que los dividendos están sujetos a imposición.
  • Fondos de capitalización: Se caracterizan porque la gestora, en lugar de repartir dividendos, los reinvierte en el fondo, por lo que el valor liquidativo este tipo de fondos crece.

Según la forma de gestión

Según cómo se gestionen las decisiones y los objetivos que podemos encontrar:

  • Fondos de gestión pasiva: solo se limitan a copiar las inversiones de un índice bursátil.
  • Fondos de gestión activa: son fondos gestionados por profesionales de la inversión que buscan superar el índice de referencia que posee el fondo para conseguir unas mayores rentabilidades.
David Mendez No hay comentarios

¿Qué es el trading social?

Los nuevos modelos de negocio han cambiado. Las apuestas en Internet son cada vez más populares y los usuarios confían en la mayoría del contenido que se lanza. Ante esta situación, el trading social hace espacio entre el trading tradicional, apoyándose en sus bases para entender este mundo desde una perspectiva más amplia.

Las nuevas necesidades de este concepto han obligado que surjan nuevos modelos de negocio y, como ya hemos hablado, de trading. ¿En qué se basa? Veámoslo.

¿En qué consiste el social trading?

El trading social se basa en el trading tradicional, con la excepción de que se suelen conectar traders expertos de la materia con personas que no son tan conocedoras o no tienen grandes habilidades. La unión permite intercambiar conocimiento de pate del trader experto y los usuarios para que así se puedan lograr altos beneficios gracias al trading.

Como se trabaja en comunidad, el hecho de que se puedan compartir conceptos se ve cada vez más potenciado gracias a las redes sociales que juegan un papel importante dentro de esta actividad. Quiere decir esto que, a diferencia de otros sistemas y comunidades, el trading social puede mostrar su vertiente en comunidades abiertas (donde todos pueden intercambiar libremente sus conocimientos) que son muy comunes en redes sociales; y comunidades cerradas (necesario el pago de una cuota para acceder al contenido), que suele ser más común por plataformas como Social Trading Community.

Si eres usuario novato en el mundo del trading, el trading social se convierte en algo muy beneficioso, ya que solo deberás seguir los pasos de los más expertos para obtener cierto ganancia. Es por ello que también se le denomina a este tipo de actividad copy trading ya que solo debe seguir los pasos del grupo de expertos.

¿Cómo participar en el trading social?

Si quieres empezar a utilizar el trading social para generar beneficios, aquí tienes los pasos que debes seguir.


  1. En primer lugar debemos de tener conocimiento de los brókers que hay en la comunidad. Deberemos de seleccionar aquel o aquellos que más nos interesen para poder ponernos en contacto con él.
  2. Una vez decidido, deberemos de enviar la información oportuna que nos pida. Algunos casos, dichos brókers nos piden datos personales (de dónde somos, nuestro potencial de ingresos, a qué nos dedicamos...) con el fin de poder conocer el perfil que va a manejar y asegurarse el pago de las cuotas. CUIDADO con la información que necesita y ofrecemos.
  3. Si hemos accedido a nuestro bróker mediante alguna plataforma, lo que deberemos hacer es registrarnos para acceder al contenido que va mostrando nuestro bróker. En los últimos tiempos es más habitual que contactemos con ellos por plataformas como Telegram o redes sociales.
  4. El bróker nos dará constante información sobre dónde invertir, en qué tipo de acciones y qué rankings mirar. Todo ello irá condicionado de la cuota que hayamos pactado con dicho experto.
  5. Una vez adquirido cierto conocimiento de cómo opera, dónde y demás, lo interesante es seguir sus pasos para asegurarse la rentabilidad que deseemos. Seguir sus estrategias o copiarlas son buenas opciones para evitar el timo.

Obviamente para poder participar en las actividades y poder recibir información de estos expertos se requiera cierto poder adquisitivo o dinero con el que invertirlo, sabiendo que éste no se pueda recuperar. Este requisito se complementa en el punto número 2, donde se sirve de información personal para conocer el tipo de cliente que tendrán.

Además, obtener ayuda por parte de estos expertos no siempre es gratuito. Algunos, en comunidades abiertas sí suelen hacerlo de forma gratuito. La mayoría de ellos, suelen cobrar por sus servicios cierta cantidad por información o conocimiento compartido. O incluso se suele pedir cierto porcentaje de ganancias a los usuarios que las obtengan gracias a ellos.

Las mejores plataformas de trading social

David Mendez No hay comentarios

Las mejores plataformas de trading social

El trading social se ha hecho cada vez más popular entre aquellos que no les importaría arriesgar parte de sus ingresos en operar con valores empresariales, siempre y cuando éstos reciban una ayuda.

Elegir la plataforma en la que operar es una decisión que debe meditarse y ser precavidos con su elección. Debemos tener precaución, pues de él depende que ganemos o perdamos dinero, dependiendo de la profesionalidad que dispongan. Por ello, te vamos a comentar algunas pistas de cuáles son las características de algunas plataformas de trading social, así como algunos aspectos más relevantes.

¿Cuáles son los mejores brokers para hacer social trading?

Existen multitud de plataformas donde realizar trading social. Cada una de ellas tienen unas características que las diferencias de otras. Recomendamos que te inclines por aquella que mejor impresión te ocasione o mejor se adapte a tus necesidades.

eToro

Esta plataforma cuenta con un total de más de 4 millones de usuarios registrados. Se puede invertir en CFDs de acciones, materias primas, divisas, entre otros... Además, el uso de la plataforma es de estilo red social, por lo que seguir los contenidos y obtener cierta rentabilidad es más fácil. Veamos sus características más importantes:

  1. Comunidad cercana y que comparte conocimientos: las estrategias que siguen algunos miembros de la comunidad se pueden compartir y seguirse por otros miembros para que se obtengan buenas rentabilidades.
  2. Desde la plataforma de estafa.info afirman la seguridad y completa confianza de esta página web a la hora de realizar transacciones
  3. Varios métodos de pago: Paypal, tarjeta de crédito, Neteller, Skril ...
  4. Dispone de aplicación móvil tanto para Android como para Apple.
  5. El bróker está registrado en el CNMV y forma parte de un fondo de compensación de inversiones de Chipre que vela porque no haya negligencias en esta web.

GKFX

Se trata de otro bróker, aunque éste está especializado en la transacciones de CFDs, sobre todo por la máxima seguridad con la que se pueden operar con ellos. Entre las principales características destacamos:


  1. Tiene oficinas centrales en Londres, está registrada en la FCA del Reino Unido y en el CNMV, lo que indica parte de la seguridad que ofrece a la hora de operar con sus CFDs.
  2. Intervienen muchas empresas internacionales, además de españolas.
  3. Aunque el activo que principalmente se comercializa es el de CFDs, también cuenta con otros activos, como es el caso de divisas, materias primas e índices.
  4. Contaremos con más de 30 indicadores técnicos a la hora de contrastar decisiones.
  5. La cantidad mínima a invertir es de 20€, siendo sus divisas aceptadas los euros, libras y dólares.

Copyop

Este bróker está especializado en las opciones binarias. Al ser los mismos desarrolladores que anyoption, por lo que permite invertir, además de los anteriores activos en materias primas, índices, acciones y Forex. Te contamos alguna de sus características más interesantes:

  1. Cuenta con una moneda virtual que se obtiene según vayamos invirtiendo. Cuanto más invirtamos y más seguidores tengamos mayor número de monedas conseguiremos, que se podrán canjear posteriormente por dinero real. Dicha característica web es la que acerca a este bróker (y, en realidad, a todos los social trading) a uno más de índole social, llegándose a parecer a una red social.
  2. La seguridad de esta web no solo proviene de la plataforma de anyoption, también, sino del registro en la Comisión de Valores Chipre, lo que implica que debe seguir la regulación europea.
  3. Operar de dos maneras diferentes: una de ellas es por nosotros mismos, donde obtendremos rentabilidades del 80%; y otra es seguir la estrategia aplicadas por otros, en la que nos basaremos a seguir las indicaciones que éstos nos recomienden.
  4. El ingreso mínimo alcanza la cifra de 250€. En cuanto a las retiradas de dinero alcanza la cantidad de 25€, siendo la primera de ellas gratis.
  5. Copyop también cuenta con una aplicación móvil para que podamos disfrutar de sus operaciones desde dispositivos Android y Apple.

Ahora que ya sabes cuáles son las mejores plataformas de trading social, puedes valorar cuál es la que más te gusta para iniciarte en el mundo de las comunidades de inversión.

Amalia González No hay comentarios

¿Cómo invertir en fondos mutuos?

Los fondos de inversión son una de las opciones más interesantes que hay en la actualidad para realizar inversiones. Ya estés buscando la mejor forma de invertir, o ya tengo decidido definitivamente que quieres invertir en un fondo mutuo, este artículo te interesa.

¿Qué saber antes de invertir en fondos mutuos?

Es importante que tengas en cuenta que los administradores o gestores de un fondo mutuo son profesionales expertos que se basan en distintos estudios económicos de mercado, empresas, sectores, etc, antes de decidir la combinación de activos financieros que adquirir. Esto incluye el análisis de tendencias de las principales variables para tener en cuenta, como en tipos de interés, tipos de cambio cuando se invierten en bolsas internacionales, precios…

Además, aunque siempre es bueno conocer el histórico de un fondo, debes tener claro que nunca el histórico predice lo que va a hacer el fondo en el futuro. Si puede darte una idea, no obstante, de la eficiencia con que la sociedad gestora lo ha administrado en el pasado. Pero, debes tener en cuenta que las circunstancias son cambiantes. Ten en cuenta para decidir lo que tú buscas.

Si ya te has decidido por invertir en un fondo mutuo, busca asesoramiento respecto de qué fondo mutuo o qué combinación de fondos mutuos, cubre mejor tus deseos y necesidades.

¿Qué hacer para invertir en fondos mutuos?

En primer lugar es necesario informarse a través de las sociedades administradoras o de los agentes comerciales de las mismas, o de sus webs, sobre los tipos de fondos y sus características.

En concreto, cuando nos interesa un fondo, debemos conocer:

  • Su clasificación
  • La remuneración de la sociedad administradora
  • Las comisiones que se cobran. Incluyendo las comisiones de inversión y de rescate


  • Los plazos de pago de los rescates
  • El perfil del inversor al que se dirige el fondo mutuo
  • Los riesgos inherentes a los activos financieros adquiridos por el fondo
  • Plan y política de inversiones

Una vez que se conocen todos los detalles relativos al fondo que nos interesa, debe solicitarse a la entidad administradora del fondo el reglamento interno y el folleto informativo.

Cuando se ha llegado a la conclusión de que se quiere invertir en un fondo mutuo, hay que decidir cuál es la cantidad que se quiere invertir. Por tanto, habrá de aportarse dicha cantidad a la sociedad administradora del fondo de que se trate. En general no existe una cantidad mínima para invertir. No obstante, esta circunstancia puede variar según los reglamentos de cada fondo mutuo. La cantidad invertida se traduce en cuotas de participación, cuyo valor se calcula de forma diaria.

Si todo es correcto, y queremos seguir adelante, antes de la firma del contrato, deberemos tener conocimiento de todas las condiciones del fondo mutuo. A continuación, deberemos formalizar con la entidad administradora un contrato de suscripción de cuotas del fondo mutuo y realizar la solicitud de inversión de la cantidad que queramos. Debe destacarse, que la información mínima respecto al reglamento interno, y los datos anteriormente mencionados, deben constar además en el propio contrato de suscripción de cuotas.

Asimismo se le facilitarán información de la evolución reciente del fondo, y de la composición de la cartera de inversión del fondo mutuo en el momento en que el inversor decide suscribir el contrato de suscripción de cuotas de participación. Una vez firmado el contrato se recibirá un confirmante de la operación, pasando el inversor a ser partícipe del fondo mutuo, y convirtiéndose la cantidad invertida en cuotas del fondo, que constituyen una parte del mismo.

Existe la posibilidad de que existan diversas series de cuotas de participación. Si bien todo lo relativo a las mismas, incluido valor y características, debe constar al reglamento interno, recibido anteriormente. Lógicamente la inversión podrá realizarse de diversas formas, como transferencia bancaria, cheque, traspaso u otras. Los fondos mutuos son un activo líquido precisamente porque las cuotas de participación pueden rescatarse en cualquier momento según el valor de liquidación del día en que se rescaten.

Es conveniente, una vez que se ha realizado la inversión, seguir la evolución del fondo, por si queremos cambiar. No obstante, teniendo en cuenta cual sea tu planteamiento de inversión, corto plazo, medio plazo o largo plazo, conviene que le des un poco de tiempo al fondo mutuo, antes de verificar que realmente te conviene salir o utilizar otra estrategia.

Amalia González No hay comentarios

¿Es seguro invertir en fondo de inversión?

La seguridad de los fondos de inversión depende de la evolución de los activos en que invierten. Es decir, el valor de la cartera bajará o subirá en función de lo que hagan los activos que la formen. Otros criterios que pueden influir en los riesgos del fondo son, entre otros, la zona geográfica a que se refiera, el sector, la divisa, u otros aspectos específicos relacionados con los criterios de inversión de un fondo determinado.

Existen numerosos tipos de fondos de inversión, la mayoría de ellos dirigidos a un perfil específico de inversor, por lo que es conveniente estudiar toda la oferta y decidirse por aquel que mejor responda a las necesidades y deseos del inversor en concreto.

Riegos de los fondos de inversiones

Cualquier producto financiero tiene algún tipo de riesgo. No obstante, los fondos son un buen vehículo de inversión para que el inversor medio pueda obtener una rentabilidad a medio o largo plazo. Pero, importante tener conocimiento de que los fondos de inversión no están garantizados por el Estado, como ocurre con los depósitos bancarios, hasta una determinada cuantía. Aunque la Comisión Nacional del Mercado de Valores vela por este tipo de instituciones de inversión colectiva.

Supuestos de riesgo en los fondos de inversión

  • En principio, no existe un riesgo directo entre el fondo, entidad independiente, y el devenir de la entidad financiera a la que esté asociada o pertenezca la sociedad gestora del fondo, ya que sus balances, son independientes. No obstante, la insolvencia del banco asociado a la gestora, podría afectar al fondo, si la gestora hubiese invertido en activos de dicho banco.
  • En el mismo sentido, también sufrirá pérdidas un fondo que invierte en depósitos de un banco que quiebra. Por ejemplo, en el caso de los denominados fondepósitos, o fondos de inversión que invierten más de la mitad de su cartera en depósitos bancarios, una crisis del sector financiero puede suponer pérdidas.
  • Otro supuesto en que puede haber riesgos es en el caso de fondos de inversión garantizados, cuando el banco garante es también el emisor de los activos, o de algunos de los activos, en que invierte el fondo.

Riesgos según los diferentes tipos de fondos




Vemos que los fondos de inversión poseen mayores que riesgos que otros productos. Sin embargo, también sabemos que hay muchos clases de fondos de inversión con características dispares. Por ello, cada uno de estos fondo incluyen un mayor o menos riesgo.

Fondos que invierten en activos del mercado monetario

En principio, los fondos que invierten activos del mercado monetario, tienen un riesgo limitado. No ofrecen mucha rentabilidad a largo plazo, pero como contrapartida se ven afectados únicamente por las fluctuaciones de los tipos de interés a corto plazo.

Fondos de renta fija

A continuación, los fondos menos arriesgados, son los que invierten en renta fija. Entendiendo por tales, bonos o letras emitidos por diversos estados, organismos o empresas. El riesgo de un fondo de renta fija asociado estos productos financieros está relacionado con la volatilidad del mercado, las evoluciones en el rating o clasificación de los emisores de los bonos y las posibles variaciones de tipos de interés a medio y largo plazo.

Junto a los anteriores, hay que considerar el riesgo de crédito. Es decir, el riesgo de que el emisor de los bonos no pueda hacer frente al pago de principal e intereses en la fecha de vencimiento. Especialmente cuando el fondo invierte en los llamados bonos de alta rentabilidad o  highyield. 

Fondos mixtos

En el caso de los fondos mixtos, el riesgo depende de la combinación de renta fija y variable. Normalmente se entiende que a mayor proporción de renta variable, el inversor de este tipo de fondos asume mayor riesgo.

Fondos de renta variable

Se trata de los fondos que en proporcionan mayor rentabilidad, pero también son los más arriesgados, porque invierten en renta variable. Las acciones de las compañías que cotizan en bolsa son volátiles, pero pueden ser más rentables en el largo plazo, por lo que este tipo de fondos es recomendable para inversiones a largo.

Por último, citar que en condiciones excepcionales es posible quedar en cierta manera atrapado en un fondo, pues la gestora puede congelar la posibilidad de retirar el dinero o vender las participaciones, durante un cierto tiempo, velando por el interés de todos los partícipes.

Amalia González No hay comentarios

¿En qué consisten los fondos de inversión garantizados?

Cuando nos disponemos a invertir en un fondo de inversión, debemos saber cuáles son las diferentes opciones que existen. Según la modalidad del fondo de inversión asumiremos un mayor o menor riesgo. Un ejemplo de fondos cuyo riesgo es muy bajo son los fondos de inversión garantizados. Por ello, te explicamos las características de estos productos financieros.

¿Qué es un fondo de inversión garantizado?

Se entiende por fondos de inversión garantizados aquellos en que existe una entidad que garantizan total o parcialmente el capital invertido. A veces, incluso se garantiza el capital invertido y una determinada a rentabilidad, pero siempre a una fecha determinada. Esto supone que los partícipes que abandonen el fondo antes de dicha fecha no tendrán sus participaciones garantizadas y pueden sufrir pérdidas.

Normalmente la rentabilidad que se garantiza o la mínima prefijada depende de una serie de condiciones que han de especificarse al tiempo de la creación del fondo.Los fondos garantizados suelen tener, en su caso, la rentabilidad asociada a la evolución de algún tipo de índice. Además, para tener la rentabilidad dictada suele exigirse una permanencia en el fondo de unos 3 a 5 años.

Por tanto, las ventajas de los fondos garantizados parecen claras, ya que el inversor conoce lo que va a obtener, existiendo menor riesgo.Si el fondo garantizado se contrata de renta o interés fijo, la rentabilidad será garantizada durante un periodo determinado de tiempo. Cuando finalice este tiempo, dejará de estar garantizado.

No existen fondos garantizados indefinidamente. Siempre los fondos de inversión garantizados lo son a una determinada fecha. A partir de dicha fecha pueden ocurrir diversas cosas. Puede que el fondo deje de ser garantizado, puede ser que se establezca una nueva garantía y condiciones diferentes,  puede que sea absorbido por otro fondo… Las posibilidades son muy variadas.

En cualquier caso, si al inversor no le interesan las nuevas condiciones, debe proceder a ejercitar su derecho de separación, recuperando su inversión o traspasándola a otro fondo. El plazo durante el cual puede realizarse este cambio no será inferior a un mes, y habrá de especificarse en una carta remitida al efecto por parte fondo.

Normalmente este tipo de fondos invierten en productos financieros que mantienen mucho riesgo, de ahí que sea posible la garantía de una determinada rentabilidad.

Tipos de fondos garantizados




Existen diversos clases de fondos de inversión garantizados:

  • Los fondos garantizados de rendimiento fijo: asegura la inversión más un rendimiento fijo. Es decir, este tipo de fondos normalmente invierten en renta fija. La rentabilidad fija suele indicar se en el folleto como interés anual, TAE.
  • Los fondos garantizados de rendimiento variable: garantizan la recuperación de la cantidad inicialmente invertida más una posible rentabilidad asociada a algún índice bursátil, a la evolución de la divisa o a la evolución de algún otro tipo de activo. Es importante destacar que el inversor debe saber que en este tipo de fondos, si la evolución de los instrumentos subyacentes no corresponde a lo que se esperaba, es posible que se recupere la inversión pero no se obtenga ninguna rentabilidad.
  • Los fondos garantizados únicamente de forma parcial. Se debe tratarse de fondos de rendimiento variable, también asociados para algún índice en o tipo de activos según anteriormente señalado. La diferencia reside en que únicamente se asegura la recuperación de un porcentaje del capital inicialmente invertido.

¿Cuándo invertir en un fondo con garantizado?

Debe saber que este tipo de fondos cobran normalmente elevadas comisiones de suscripción y reembolso, mientras se encuentra en periodo de garantía. No obstante, en algunos casos, se establecen las denominadas ventanas de liquidez.

Se entiende por ventanas de liquidez, las fechas preestablecidas en las que los partícipes pueden decidir el reembolsado total o parcial de sus participaciones sin pagar comisión de reembolso. No obstante, conviene leer con detenimiento el folleto correspondiente al fondo de inversión de que se trate, ya que habrán de respetarse los plazos de preaviso establecidos en el mismo.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que los reembolsos en las ventanas de liquidez se realizan al valor liquidativo correspondiente a dicha fecha (sin garantías).

Además, si se opta por invertir en un fondo garantizado, es conveniente en que se realice durante el periodo de comercialización. En el mismo sentido, si se opta por reembolsar, lo mejor es realizarlo después del vencimiento de la garantía.

Amalia González No hay comentarios

Características de los fondos de inversión

Todos hemos oído alguna vez hablar de fondos de inversión, pero, ¿sabemos en realidad de que se trata?

Concepto de fondo de inversión

Los fondos de inversión son, desde un punto de vista jurídico, instituciones de inversión colectiva. Desde un punto de vista financiero, se trata de herramientas flexibles que ostentan ventajas fiscales y permiten la diversificación. Son capitales pertenecientes a un elevado número de personas que se destinan a la inversión por parte de profesionales que forman parte de la entidad gestora del fondo.

El dinero incluido en el fondo, puede ser destinado a adquirir diversos activos financieros. Normalmente existen unas reglas generales que permiten a los inversores decidirse por uno u otro fondo y a los gestores conocer qué tipo de productos financieros son los que más interesan a los titulares de las participaciones del fondo correspondiente.

Así, los fondos destinados a inversores con un perfil de mayor riesgo, se centrarán sobre todo en la adquisición de acciones, mientras que otros fondos orientados a perfiles de menor riesgo, adquirirán más renta fija, como es el caso de las letras del tesoro.

Existen también estructuras multifondo o familias de fondos que permiten a los inversores pasar de uno a otro, sin necesidad de vender sus participaciones.

Los activos en que los fondos pueden invertir son muy diversos. Así, además de los ya mencionados es posible invertir en commodities (según el Diccionario de la RAE, materias primas o a los productos básicos; a lo que habría que añadir que estan suficientemente homogeneizados como para ser sustituibles unos por otros), materias primas, obligaciones y bonos de diversos estados o empresas…

¿Qué características que definen un fondo de inversión?

Dentro del fondo de inversión, se distinguen los titulares o partícipes, que son los que adquieren las participaciones que forman parte del fondo. Su intención es que se invierta y puedan obtener con ello una rentabilidad.

Las participaciones, no son fijas, pues dependen del número de personas que quieran invertir en un fondo determinado. Su valor se determina por el cociente entre el patrimonio del fondo y el número de participaciones existente.




Las personas que optan por invertir en un fondo de inversión prefieren ceder la gestión de sus inversiones a profesionales especializados en la materia, estos profesionales, como antes señalamos, se integran en la sociedad gestora del fondo.

Junto a la entidad gestora, la ley exige que exista un depositario del fondo. En este caso, se trata de una entidad que ha de estar inscrita en la Comisión Nacional del Mercado de Valores y a la que se atribuye la función de custodia de los títulos u otros activos del fondo.

La ventaja del fondo es que no es necesario pagar impuestos por los incrementos patrimoniales en tanto no se vendan las participaciones.

Sin embargo, si se opta por vender las participaciones y existe una ganancia medida como diferencia entre el precio de adquisición y el de venta, será necesario tributar por ella.

No obstante, tanto si cambias de fondo, en una familia de fondos o estructura multifondo, como si vendes las participaciones para adquirir otras, se diferirá al pago del impuesto al momento en que se realicen tales participaciones.

El ahorro se grava en la actualidad con un impuesto genérico del 19 % por ciento. No obstante, no debes pensar que los impuestos y el valor de las participaciones serán las únicas cantidades que tendrás que desembolsar. Como en cualquier inversión, máxime si está gestionada por un tercero, habrá de pagarse gastos o comisiones de diversos tipos.

  • Cuando se compran las participaciones han de pagarse las comisiones de suscripción.
  • Cuando se venden las participaciones han de pagar se las comisiones de reembolso.
  • Y mientras se tenga activa la inversión, deben pagarse las comisiones de gestión.

En el caso de una familia de fondos o estructura multifondo, cambiar las participaciones de uno a otro no implicará el pago de comisiones de adquisición y/o desembolso.