David Mendez Ruiz
¿Cómo cancelar una hipoteca paso a paso?

¿Sabías que una vez finalizada el préstamo de la hipoteca esta continúa estando inscrita en el registro de la propiedad? Este es uno de los motivos por los que deberías preocuparte por cancelar la hipoteca una vez llegado el momento. Es un proceso muy sencillo en el que te guiaremos a continuación en un paso a paso para que no tengas dudas de cómo hacerlo. ¡Toma nota de todo lo que necesites!

Pasos para cancelar una hipoteca una vez finalizada

PASO 1. Solicita la cancelación en el banco

El certificado de saldo cero asegura que el propietario de una vivienda es dueño como tal y que, además, no tiene cargos en cuanto a préstamos hipotecarios se refiere. De este modo, las personas que tengan este certificado justifican que se ha pagado al completo dicha financiación que fue otorgada.

Este documento es un escrito que aguarda y asegura el banco que somos dueños de la vivienda y que no hay cargos a nuestro nombre en relación a ella.

PASO 2. Ir al notario

Para que este documento tenga validez, hay que firmarse ante notario. El banco tendrá que ofrecernos por ley esta posibilidad, teniendo que acudir al mismo una vez que la notaría nos notifique para que así podamos recogerlo.

El notario nos entregará una copia autorizada del documento de la escritura de cancelación, en el que se aguarda lo anteriormente descrito. Además, cabe resaltar que no suele suponer ningún coste para el cliente (o no debería).

PASO 3. Solicitar y recoger la liquidación del IAJD

Lo siguiente que debes hacer es ir a la Delegación de Hacienda de tu Comunidad Autónoma más próxima a ti para que alli puedas solicitar el documento de liquidación según el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

Si bien pedir este documento no quiere coste algo, sí lo es la presentación del documento de liquidación. De ello hablaremos en el siguiente epígrafe.

PASO 4. Acudir al Registro de la Propiedad




Por último, deberás entregar los dos documentos siguientes en el Registro de la Propiedad:

  • La escritura de cancelación.
  • El documento acreditativo de la liquidación del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Puedes pedir cita telemática o por teléfono para acudir a la oficina, para que así puedas pedir la cancelación registral de la hipoteca. Recuerda que debes acudir al Registro de la Propiedad al que pertenezca tu vivienda. Este proceso lo puedes realizar por ti mismo ya que, como ves, no es una tarea complicada. No obstante, existen algunos bancos que también ofrecen a sus clientes la posibilidad de realizar este proceso a un determinado precio.

¿Cuánto vale cancelar una hipoteca?

Existen tres formas de poder cancelar una hipoteca, vamos a verlo y así vemos y comparamos precios:

  • Si realizas tú mismo los trámites, solo deberás pagar los costes del notario y del registrador. El notario podría costar entre 50 y 70€, mientras que el registrador son unos 50 €. No obstante, esto cambia de Comunidad Autónoma, así como del importe de tu hipoteca y tasación.
  • Puedes delegar las funciones a un gestor, en cuyo caso deberás pagar sus honorarios que podrían ascender a 150 € o incluso hasta 250 €, dependiendo de las gestiones que realice. Todo ello sin contar los costes del notario y registrador.
  • Por último, también puedes dejar que se encargue de los trámites el mismo banco donde pediste el préstamo hipotecario. En este caso, los costes ascienden a 500 euros o, como máximo, unos 700.

¿Cuánto tardan en cancelarme una hipoteca?

Una vez el registrador ha hecho su trabajo, levantar la carga en el Registro de la Propiedad puede tardar algunas semanas aunque, por lo general, no suele tardar más de 15 días o, a lo sumo, 20. Para finalizar, deberíamos ir al Registro y recoger la escritura de cancelación con el documento que indique que está de baja dicha hipoteca.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No