Objetivos de la ICC

Entre las diferentes instituciones públicas que abogan por el desarrollo de la economía encontramos la Cámara de Comercio Internacional o CCI, una organización de carácter empresarial y mundial que se creó con la misión de aunar la voz de las empresas de todos los países del mundo y que tiene un papel esencial en la economía mundial.

La Cámara de Comercio Internacional nació en 1919, actualmente tiene su sede en París, sin embargo algunas de sus reuniones y comisiones se encuentran en otros puntos de la geografía. Los servicios de Prevención de Delitos Comerciales de la ICC, por ejemplo, se encuentran ubicados en las oficinas de Londres y el Centro de Información contra la piratería de la Oficina Marítima Internacional se localiza en Kuala Lumpur, Malasia.

La CCI agrupa múltiples empresas miembros, cámaras de comercio y algunas asociaciones empresariales procedentes de más de 125 países. Dentro de su estructura poseen varios comités nacionales establecidos en 90 países y se coordinan con los miembros de dicha entidad para defender sus intereses como comunidad empresarial.

¿Cuáles son las funciones de la CCI?

Dada su importancia en la economía mundial colabora con Naciones Unidas, la Organización Mundial del comercio, la Organización Mundial de la Propiedad intelectual, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Esta entidad trata de fomentar la apertura del comercio y de cuidar de las inversiones internacionales así como de la economía en términos generales.


Además dentro de la actividad del ICC uno de sus objetivos es el de ayudar a las empresas a afrontar los diferentes retos y las oportunidades que brinda la globalización.

Las bases de esta entidad son dos: una la sensibilización y la influencia del comercio y la inversión y en segundo lugar la de ofrecer servicios útiles a las empresas. Y para ello su actividad se centra en la elaboración de cláusulas y contratos tipo, la creación de Carta de las Empresas para un Desarrollo Sostenible, el diseño de un Consejo Mundial de la Industria para el Medio Ambiente, y trata de resolver las disputas que se planteen entre operadores de diferentes países.

Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional

Este comité representa y aboga por los intereses de sus socios en la ICC. Es frecuente que las tomas de posición de la ICC sobre cuestiones que afectan a las empresas reflejen los argumentos del Comité Español. Además traslada las precauciones generales empresariales y busca soluciones.

Entre la actividad del Comité Español de la Cámara de Comercio Internacional se encuentra la traducción al español de las publicaciones de la ICC con mayor difusión y la resolución de diversas reglas y contratos de la ICC.

La importancia de formar parte de la Cámara de Comercio Internacional reside en que es una entidad influyente, y que necesita empresas y empresarios con ideas capaces de resolver problemas y trabas de carácter comercial que mejoran las relaciones entre los diferentes países que frenan el desarrollo económico y el libre comercio, como por ejemplo la piratería o la competencia desleal.