Se considera activos financieros a aquellas propiedades o inversiones (como bienes raices o acciones, fondo mutuo o bono) que tiene un valor que sólo se materializa al venderse.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No