Considerando la actual incertidumbre económica y tensión por la crisis de deuda, los inversores deben miran con lupa los activos que les permitan conseguir altas rentabilidades a medio y largo plazo, algunos todavía con riesgo.

La rentabilidad por dividendo cambia a diario en función del pago previsto de cada empresa y el precio de la cotización. Cuanto más baja es el precio, más rentable es el dividendo. Pero en sólo unos días, las pérdidas pueden ser mayores.

Veintiuna empresas del Ibex, tienen una rentabilidad por dividendo superior al 5%. Esta rentabilidad es mayor a las altas remuneraciones de otros activos como las letras del Tesoro o los bonos, que han incrementado sus tipos en las últimas subastas de deuda. En la anterior emisión del Tesoro, la rentabilidad de las letras a 12 meses alcanzó el 3,70% y la de los bonos a tres años, el 4,80%. También superan la rentabilidad de los depósitos: las entidades ofrecen en torno a un 3% a un año.

Telefónica y Santander, los dos pesos pesados del principal índice español, son los que ocupan el primer y el segundo lugar en el ránking de las más generosas con sus accionistas. La operadora tiene una rentabilidad por dividendo del 11,15% prevista para este ejercicio, gracias a que repartirá entre sus inversores 1,60 euros por título este año y se ha comprometido a pagar 1,75 euros en 2012. Telefónica cede un 16,5% en lo que va de 2011, pero tiene un potencial alcista del 36%, según Bloomberg.

Por su parte, la rentabilidad por dividendo de Santander prevista para este ejercicio es del 9,42%. La entidad acumula un castigo del 19,9% en lo que va de año. Aún así, el consenso de los expertos de Bloomberg cree que remontará un 35% en el parqué.

A ambas compañías les han ayudado su posición de liderazgo en el mercado nacional y su exposición internacional, sobre todo en Latinoamérica, para mantener sus sólidos balances y favorecer el pago a sus accionistas. Ahora, en un entorno más difícil.


BME completa del podio de los valores que más alegrías da a sus inversores, al tener una rentabilidad por dividendo del 8,95%. A diferencia de los dos grandes del Ibex, se mantiene en positivo en el año (gana un 6%) y repartirá 1,67 euros por título. La compañía está sometida también a las incertidumbres de la economía y al impacto en los volúmenes bursátiles.

Otras 18 compañías darán jugosas remuneraciones este ejercicio. En el caso de cinco de ellas (FCC, Mediaset, ACS, Mapfre y Abertis) sus rentabilidades por dividendo oscilan entre el 7% y el 8%, muy superiores a la media de la rentabilidad del Ibex, del 5,7% en 2011, según Bloomberg.

Pese a estas elevadas remuneraciones, los analistas recuerdan que el riesgo de la renta variable es muy superior al de otro tipo de activos, más en este contexto en el que la debilidad económica puede hacer que algunas compañías decidan disminuir la retribución al accionista para hacer frente a la crisis.

Por lo tanto, recomiendan fijarse en compañías con sólidos balances, alta generación de caja y escasa exposición al mercado nacional y a la deuda española, que podrían poner la zancadilla a sus negocios y perjudicar sus pagos al accionista. El sector financiero, especialmente la banca mediana, el de la construcción y el de recursos básicos son los más susceptibles a ello por su elevada dependencia del ciclo económico.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No